Las sorprendentes razones por las cuales comer frutas y verduras te está impidiendo perder peso.

CFL_TENDENCIAS (1)

Fuente: Family Life Goals

Este artículo fue escrito por Nick García, director general de Fit Women for Life, Especialista Certificado en Nutrición y Nutriólogo Holístico.

Todo el mundo “sabe” que las frutas y verduras son algunos de los alimentos más saludables del planeta. Es una de las pocas cosas en que los nutricionistas pueden estar de acuerdo: “come frutas y verduras” Sin embargo, lo que es probable que no se den cuenta es que algunos tipos de frutas y verduras convencionales (lo opuesto a los orgánicos) contienen suficientes residuos de plaguicidas que afectan negativamente a tu delicado equilibrio hormonal.

Estos pesticidas afectan las proporciones de progesterona y estrógeno, causando muchos desequilibrios hormonales y problemas metabólicos, como la dominación del estrógeno, resistencia a la insulina, y la desregulación del cortisol.

El problema con los pesticidas

La razón de esto es, que muchos plaguicidas son disruptores endocrinos e imitan al estrógeno. Los xenoestrógenos son los mayores culpables en alterar tus hormonas. Son sustancias químicas que lo imitan en el cuerpo, causando la dominación del estrógeno en mujeres y Baja-T en los hombres.

Mientras que algunos plaguicidas imitan al estrógeno y se hacen cargo de sus receptores celulares, otros interfieren con las vías metabólicas responsables de la formación y / o entrega de la insulina, cortisol, adrenalina y otras hormonas necesarias para un metabolismo saludable. Los pesticidas también sobrecargan las fases de desintoxicación de tu hígado, siendo principalmente los responsables de la activación del exceso de estrógenos y la parte del hígado responsable de la conversión de T4 (hormona tiroidea inactiva) a T3 (hormona tiroidea activa).

Además de los pesticidas, otras fuentes de xenoestrógenos que pueden dañar tu equilibrio hormonal son los plásticos (BPA y ftalatos), fluoruro, champús, protectores solares, y aunque no lo creas, los aceites vegetales industriales.

Si eres mujer y estás leyendo esto, debes tomar el tema de los alimentos estrogénicos, xenoestrógenos, y sustancias que bloquean la progesterona muy en serio, porque si no, poco a poco se acumulan más toxinas en tu cuerpo hasta que los niveles sean lo suficientemente altos y comiences a experimentar algunos de estos problemas:

  • Exceso de grasa en el vientre.
  • Disminución de energía.
  • Celulitis.
  • Problemas para dormir.
  • Inflamación.

Y una sensación general de que algo se “apagó” y no eres la misma que solías ser.

 

La necesidad del equilibrio

Los niveles de estrógeno, cortisol y e insulina en equilibrio son, literalmente, lo que hace que una mujer esté sana, manteniéndose constantemente perdiendo grasa y con altos niveles de energía a lo largo de toda su vida. La pérdida de los niveles juveniles de progesterona pueden disminuir en gran medida la energía, masa muscular magra, su estabilidad mental, emocional y sexual, las funciones fisiológicas y contribuir a la fatiga, envejecimiento prematuro, obesidad y enfermedades en general.

Por otra parte, los factores también afectarán drásticamente tu metabolismo y salud hormonal, al extremo que estén muy bien o muy mal:

  • Salud del hígado y tiroides.
  • Comer la cantidad ADECUADA de hidratos de carbono y grasas (y suficiente grasa saturada/colesterol que permitan la construcción de los bloques para la progesterona).
  • Hacer el tipo CORRECTO de ejercicios que aumentarán el HGH, y evitar los ejercicios EQUIVOCADOS que aumentarán el cortisol.
  • Utilizar hierbas y especias adaptogenas y que mejorarán el metabolismo.
  • Niveles de estrés y calidad del sueño.

 

Productos químicos y toxinas que obligan a tu cuerpo a retener grasa en el abdomen

Ciertas toxinas en nuestro suministro de alimentos y medio ambiente, tales como pesticidas, herbicidas, y alimentos que imitan al estrógeno del aire, contaminación, limpiadores, shampoos, botellas de agua, etc … pueden alterar las hormonas y hacer que tu cuerpo almacene exceso de grasa abdominal.

Una toxina en específico, llamada endotoxina que de hecho es una bacteria intestinal. En circunstancias normales, el hígado trabaja para mantenerla en la circulación y al estrógeno ser retenido por las células. Cuando existe malnutrición, hipotiroidismo, deficiencia de proteínas y estrés, el hígado permite que el estrógeno pase sin ser completamente inactivado.

La endotoxina excita a las células, provocando inflamación, almacenamiento de estrógeno, y hacer más lenta la función de la tiroides.

Otro químico comúnmente encontrado en nuestro suministro de alimentos y el medio ambiente son los xenoestrógenos (mencionados anteriormente), productos químicos a los que estás expuesta (difíciles de evitar en el mundo moderno) que tienen un efecto estrogénico en el cuerpo. La exposición excesiva a estos pueden causar interrupciones en el equilibrio hormonal para hombres y mujeres.

Los productos químicos estrogénicos a los que estamos expuestos diariamente, pueden estimular al cuerpo para almacenar la grasa en el abdomen, junto con muchos otros problemas (como la diabetes y los riesgos del síndrome metabólico a largo plazo).

Por suerte, tu metabolismo, salud hormonal – y estado de bienestar en general – están dentro de un margen de control tomando las acciones correctas, y una de las primeras que puedes tomar es reducir al mínimo tu exposición a los alimentos con estrógenos, pesticidas, y alimentos que inhiben a la tiroides. A continuación te compartimos cómo:

 

Consume orgánico

Volviendo al problema de los plaguicidas en los alimentos, la mejor opción es comprar la mayor cantidad de alimentos orgánicos posible y así minimizar tu exposición a los pesticidas y disruptores endocrinos.

Sin embargo, si el costo de las frutas y verduras orgánicas es una preocupación para ti, asegúrate de sustituir los alimentos que corresponden a la lista de los “doce más sucios”, por orgánicos, ya que esas son las frutas y verduras con los más altos niveles de residuos de plaguicidas.

 

Los “doce más sucios” que siempre hay que comprar orgánicos:

  • Nectarinas
  • Duraznos
  • Manzanas
  • Apio
  • Uvas
  • Fresas
  • Pimiento morrón
  • Espinaca
  • Lechuga
  • Pepino
  • Papa
  • Mora azul

También es una buena idea comprar el kale, chícharos, y casi cualquier fruta o verdura que no se le quita la piel, orgánicas y que tengan etiqueta que comience con el número nueve; los alimentos convencionales comienzan con el número cuatro; y los alimentos transgénicos con el número ocho.

Alimentos que ayudan a eliminar la grasa

Además de evitar los alimentos más sucios, hay una clase específica de verduras que contienen fitonutrientes, quienes realmente ayudan a eliminar la grasa acumulada en el vientre.

Explicaremos cuáles son estos vegetales en específico y por qué ayudan a quemar la grasa del abdomen.

Uno de los “tips” que comparto con mis clientes que me contratan para el entrenamiento de nutrición, es el uso de hortalizas de raíz que ayudan a eliminar la grasa del estómago.

Las hortalizas de raíz como las zanahorias, cúrcuma, betabel, brotes de bambú, ajo y la chirivía contienen microorganismos y fitoquímicos muy específicos e importantes para ayudar a luchar contra estas endotoxinas y otros compuestos estrogénicos.

Las hortalizas contienen productos químicos que inhiben a los microorganismos proporcionando una alta concentración de nutrientes junto con bajas concentraciones de sustancias anti-metabólicas tóxicas.

Estas fibras impiden la reabsorción de estrógenos en el intestino, y pueden cambiar el equilibrio del cortisol, estrógeno, progesterona y tiroides, en sólo unos pocos días de uso regular.

Ayudar a ganar la guerra contra la grasa obstinada del abdomen! Por lo tanto, tu mamá no estaba equivocada cuando te aconsejaba “come zanahorias!” He disfrutado mucho el agregar brotes de bambú al curry, comer una guarnición de zanahoria en la ensalada, y agregar un par de dientes de ajo a casi todo!