Tendencia: 6 secretos que te ayudarán a bajar de peso

Por-que-es-importante-beber-agua-para-nuestro-cerebro-

Fuente: MBG / mindbodygreen

En cualquier profesión, hay un conocimiento que se puede aprender a través de los libros, las clases o investigación, y hay otro conocimiento que sólo se puede obtener a través de la experiencia de primera mano con los clientes. Ahí es donde la vida real y la ciencia se unen.

En mi trabajo, he descubierto 6 secretos acerca de por qué la gente se estanca en sus objetivos de salud y pérdida de peso, y la forma de poner en marcha grandes hábitos, para así obtener resultados inmediatamente.

  1. Beber suficiente agua.

Todos sabemos que tenemos que beber más agua. Los expertos han estado diciendo esto por años. El problema es que es más fácil decirlo que hacerlo, ya que es el primer hábito que la gente olvida en la práctica.

Cuando mis clientes están en un plan para mantener o perder peso, lo primero que les pregunto es por su consumo de agua. En casi todos los casos, su consumo de agua es bajo.

El problema es que el agua es clave para eliminar la ansiedad y frenar el hambre. En mi caso, tomo seis botellas de agua al día (aproximadamente 120 onzas de líquido), y me aseguro de que llego a mi meta todos los días, marcando un punto en mi mano o un pedazo de papel para contar cada una.

¿Por qué? Porque cuando trato de adivinar cuántas botellas he tomado, siempre altero el número. Puedes agregar sabor al agua a base de frutas, hierbas frescas, o gotas de stevia con sabor.

  1. El hambre no es un músculo que necesitamos fortalecer.

Muchos de nosotros pensamos que la única manera de perder peso es realmente aprender a lidiar con el hambre. El mito es que las señales de hambre va a disminuir con el tiempo. No lo harán.

Privarse de comida en realidad se interpone en el camino de la pérdida de peso. Cuando uno tiene hambre, el cuerpo entra en modo de almacenamiento de grasa estrés y el metabolismo se ralentiza, lo que le impide perder peso.

Lo que aprendí de primera mano es que se necesita llevar un diario lo que comes. Utilizando un sencillo cuaderno de bolsillo, un diario, o una aplicación en tu teléfono, una lista de tus comidas y aperitivos para mantenerse honesta acerca de lo que realmente consumes y ayudarte a sí misma a evitar saltarse las comidas y la sensación de hambre. La mayoría de mis clientes no pierden peso hasta que intentan este truco.

  1. Comer fuera de casa detiene la pérdida de peso. Punto.

“Pero es un restaurante saludable”, dicen todos mis clientes. O “Es la misma comida que hubiera hecho en casa.” En realidad, no lo es.

Los restaurantes tienen ingredientes ocultos, porciones más grandes, y conservantes que estropean la digestión y disminuyen la pérdida de peso. Ayudo a mis clientes a reducir el número de veces que comen fuera de casa, mostrándoles que pueden hacer comidas saludables, fáciles en casa.

En las semanas que mis clientes cocinan en casa, pierden más peso y ahorran dinero. Cuando salen a comer, ganan o mantienen el mismo peso.

La clave de esto es que se pueden mezclar y combinar pocos ingredientes para obtener comidas sanas, deliciosas y simples. Y recuerda, que no todas las comidas tienen que ser sofisticadas. Combinar un poco de verduras con una proteína limpia o con granos enteros trabajará mejor tu digestión en la mayoría de las noches.

Los huevos son una proteína fácil de hacer para cualquier comida, y puedes abastecerte de algunas hamburguesas vegetales congeladas de frijol negro, es rápido, fácil, y bueno para ti.

  1. Elige con qué te darás gusto (sólo tienes opción de elegir uno).

Cuando las personas deciden “dejar ir” y a la vez se están engañando en sus metas de alimentación, exageran y eliminan todo en una sola comida – el alcohol, postre, las proteínas grasosas, y la pasta. Pero no es necesario hacer trampa todo el tiempo.

En lugar de pensar qué es “bueno” o “malo” durante una comida (o un día entero), elige con qué te darás gusto. Tal vez disfrutando con un poco más de alcohol debido a que un amigo está compartiendo una botella especial, o comer el pan porque este restaurante es conocido por su panadero.

Hay que decidir antes de salir qué valdrá la pena para darte sólo UN gusto.

  1. Haz comida y aperitivos saludables tan simples como la comida rápida.

He aprendido que si no encuentras una manera fácil de hacer tus meriendas saludables, puedes volver a la comodidad de lo que se encuentra a la mano: comida chatarra.

A mis clientes les muestro nuevos productos, platos congelados, snacks, y sobre la marcha los elementos que son nutritivos y fáciles de preparar o comer. Estos no son siempre verduras y frutas frescas, pero son orgánicos, que incluyen algunos ingredientes, y son mucho mejor que las opciones procesados.

Hamburguesas vegetales orgánicos, comida vegetariana congelada orgánica, quinoa orgánica congelada y arroz integral, verduras congeladas y frutas orgánicas, barras de fruta a base de fruta natural, sin gluten y papas fritas de frijol negro orgánicos, barritas de quinoa, papas fritas de lentejas o garbanzos.

Es cierto que los chips se siguen empaquetando como comida rápida, por lo que no querrás comerlos todos a la vez, pero si necesitas algo crujiente, puede comer algunos chips de frijol negro orgánico sin gluten. La idea es tener algunos alimentos saludables a la mano que sean rápidos y estén a tu alcance cuando tengas antojos.

  1. La mente te puede ayudar cuando surjan estancamientos en tu peso.

La mayoría de nosotros sabemos lo que es bueno para comer y qué no lo es, pero es difícil mantener la motivación.

Justo cuando uno piensa esto es cuando el cambio está a punto de suceder. Al estar saludables, la mayoría de mis clientes pierden entre 6 y 8 libras de inmediato, pero luego viene un estancamiento que ya no les permite perder más peso.

Lo que ocurre con la pérdida de peso es que su cuerpo primero reemplaza la grasa en las células con agua. El agua pesa más que la grasa.

Eso es normal y es por eso que no vas a perder peso todos los días. Aceptar que estancarse es natural y volver a examinar qué es lo que te está frenando. Esperar y seguir con el plan, revisar las sugerencias y consejos para bajar de peso, harán que tu cuerpo responda.

Este también es el momento en que es posible que necesites un nutriólogo o coach, o alguien que te acompañe, y guíe a través de estas fases incómodas y así mantener el rumbo para avanzar hacia tus objetivos.