¿Sabes qué sucede cuando comes demasiados frutos secos?

El consumo normal de frutos secos, como avellanas y nueces es muy beneficioso para la salud. Sin embargo, el excesivo uso de ellos puede afectar negativamente a tu cuerpo.

 

Se recomienda que comas un puñado de nueces al día. Si exageras en su consumo, puedes enfrentar las siguientes consecuencias:

 

Problemas de digestión – La ingesta diaria recomendada de frutos secos proporciona una sensación de saciedad.  Debido a sus compuestos taninos y fitatos, pueden dificultar la digestión.

 

Ganar peso – Numerosos estudios científicos advierten que los frutos secos pueden promover la pérdida de peso, pero sólo en cantidades limitadas. Sin embargo, si comes demasiados frutos secos, puedes en realidad aumentar de peso, ya que son abundantes en grasa.

 

Dolores musculares, inflamación, uñas y cabello quebradizos – El exceso de ingesta de frutos secos pueden conducir a la inflamación, dolor muscular y a uñas y cabello quebradizos, ya que puede causar envenenamiento por selenio.

 

Por lo tanto, es realmente importante hacer caso a las dosis recomendadas, con el fin de prevenir complicaciones, y sólo disfrutar de sus beneficios.

 



Fuente: Healthy Food House