8 maneras de reducir el consumo de azúcar en los niños

Si estás cansada de que tus hijos estén de mal humor y con sensación de lentitud, como resultado de un exceso de consumo de azúcar durante las vacaciones, entonces vamos a comprometernos a tomar la responsabilidad de la salud de nuestra familia a un nivel más consciente! ¡Estamos listos! El azúcar no sólo hace que los niños (y tu) estén de mal humor y se sientan cansados. El exceso de azúcar (más de 25 gramos de azúcar añadida al día) también:

 

  • Reduce la función cerebral
  • Lleva a comer en exceso (que debe ser obvio)
  • Contribuye a la obesidad
  • Arruina nuestra sensibilidad a la insulina y contribuye a la diabetes tipo 2
  • Promueve la inflamación
  • Puede dar lugar a dolores de cabeza

 

Si bien se puede argumentar que todos los azúcares se descomponen en la misma estructura molecular, algunos azúcares son peores que otros. Pero, no ofrecen nada a cambio nutricionalmente, el azúcar de la fruta está acompañado de nutrientes y fibra, mientras que el azúcar refinada y el jarabe de maíz de alta fructosa no tienen nada de valor, excepto calorías. El azúcar de la fruta es sólo fruta! Puedes hacer puré con ella y la puedes mezclar e incorporar en algunos de tus productos de panadería favoritos y en tus  smoothies. Es mejor cuando se limita la ingesta de azúcar refinada, el jarabe de maíz  de alta fructosa, el azúcar en polvo y el azúcar moreno en los niños. La miel es deliciosa en cantidades limitadas, y contiene algunos nutrientes. Pero el azúcar de la fruta es ideal.

 

A continuación te compartimos 8 maneras de reducir el consumo de azúcar en tu familia, que no te llevarán a la queja o disputas!

 

  1. Lee las etiquetas! Los productos similares, puede resultar que unos contengan enormes cantidades de azúcar que otros. El harina de avena instantánea (con sabor), las barras de granola, cereales, muffins y yogurts son ejemplos de esto. A menudo, puedes continuar comprando los productos favoritos de los niños con sólo cambiar la marca.

 

  1. Hornear con más frecuencia. Si a tus hijos les encantan las galletas, no hay ninguna razón para eliminarlas por completo. Hornear en casa te permitirá utilizar menos azúcar, no importa cual uses o incluso reemplazar todo el azúcar con el puré de frutas. ¿Con qué frecuencia agregarías el jarabe de maíz de alta fructosa en las galletas hechas en casa? Umm … supongo que, NUNCA !!

 

  1. Eliminar las bebidas con azúcar añadida. Aquí es literal, y punto. Sin mirar atrás! no hay ninguna razón para tener bebidas azucaradas o jugos con azúcar añadida en tu casa. Las bebidas endulzadas con azúcar, se encuentran en toda la dieta americana! Y esa es una estadística en la cual no quieres ser parte de!

 

  1. Planificar tus comidas y meriendas. ¡Es verdad! Al planear tus comidas y snacks, elimina esa sensación urgente de encontrar algo que comer, no importa lo saludable que sea. Si tienes previsto el mango y almendras para el almuerzo, tendrá mangos y almendras para el almuerzo! Si no planeas nada, las máquinas expendedoras y la comida rápida te esperan, llenas de azúcares y productos químicos.

 

  1. Contar el azúcar! Existen estudios que muestran que cuando la gente hace un seguimiento de lo que come, come mejor. Es así de simple. Ni siquiera tiene que decidir que va a comer mejor, sólo decide hacer un seguimiento de lo que va a comer. Puedes usar aplicaciones disponibles en tu celular u ordenador para hacer el seguimiento de tus comidas, incluida el azúcar. Es super fácil!

 

  1. Compensaciones. Si tus hijos pueden identificar que tienen antojo de algo dulce, ofréceles fruta. En Japón los niños comen fruta para el postre después de la cena. Nunca pastel o helado! Es la forma en que crecen, y no necesitan los postres pesados ​​a los que estamos acostumbrados.

 

  1. Saber reconocer el azúcar oculta en los productos. El hecho de saber esto te hará ser una compradora inteligente. Los azúcares ocultos son aquellos que se encuentran en artículos que ni se te ocurriría que tienen azúcar, y la versión hecha en casa o bien contiene muy poca o nada de azúcar añadida. Entre ellos se incluyen: la salsa de espagueti, panes para hamburguesa y hot dog, medicamentos, carnes, a veces frijoles enlatados y verduras! Puedes hacerlos en casa, o bien optar por las marcas que no incluyen azúcar añadido en sus listas de ingredientes.

 

  1. Cambiar su tolerancia al azúcar. A medida que tu familia reduce su consumo de azúcar y aumenta los alimentos integrales en su dieta, su tolerancia al azúcar vuelve a su estado normal y natural. Eso quiere decir, que los alimentos altos en azúcar comenzarán a saberles demasiado dulces! Este cambio es gradual, pero sin duda sucede. Si puedes comprometerte a que tú y tu familia puedan consumir menos de 25 gramos de azúcar añadido al día, los niños comenzarán a desear menos alimentos dulces.

Por lo tanto, vamos a comprometernos juntos para reducir el consumo de azúcar en la dieta de nuestra familia. Te prometo que todos se sentirán mucho mejor !!

 

¿Qué ideas se te ocurren que puedan ayudar a otros a reducir el consumo de azúcar?

 



Fuente:         SUPER HEALTHY KIDS