Nueve Consejos Para Comer Poniendo Atención (Mindful)

A menos que seas un competidor alimenticio, no hay razón para comer rápido. Después de todo, hacer lo contrario –comer lentamente—es mejor para tu cintura, de acuerdo con una nueva revisión de investigaciones.

 

La revisión fue publicada en el Diario Americano de Nutrición Clínica, e incluyó a 22 estudios diferentes que examinaron el consumo de alimentos a través de un cuestionario en computadora, instrucciones humanas, textura de los alimentos y utensilios usados para comer. Los resultados mostraron que comer más lentamente está vinculado con una pérdida de peso estadísticamente significativa.

 

¿Pero cómo podemos comer más lento? Los expertos en nutrición comparten sus mejores consejos.

 

  1. Siéntate

Muchas personas comen en el camino, lo que significa estar de pie mientras comen. Ya sea en tu escritorio, caminando por la calle o de pie en tu cocina, el nutriólogo del programa “The Biggest Loser” Cheryl Forgerg, FD, dijo que esto es un signo claro de que estamos comiendo muy de prisa para hacer otra cosa o llegar a algún lado. Para frenar esto, siéntate en la mesa.

 

  1. Haz Una Sola Tarea a La Vez

Muchos de nosotros comemos viendo la TV, sin prestar atención en lo que ponemos en nuestra boca. Pero como ya sabemos, no somos buenos para hacer múltiples tareas a la vez, así que deja de leer el diario o ver la tele mientras comes.

Poner atención en lo que estás poniendo en tu boca puede ayudarte a comer más despacio y realmente estar presente en la tarea que estás haciendo en el momento. “Disfrútalo, saboréalo y deja que el ser midnful reemplace el sólo engullir la comida, come con un ritmo lento, disfrutando más y teniendo una mejor digestión,” dijo Forberg a HuffPost.

 

  1. Cambia Las Cosas

¿Tienes problemas para comer en mindfulness? Tal vez sea tiempo de ponernos un poco raros. La nutrióloga Rochelle Sirota, RD, CDN, recomienda adoptar diferentes técnicas para ayudar a los comedores distraídos a comer más lento y a poner atención. Sugiere comer con la mano no dominante, usar palillos chinos o hasta poner los cubiertos en la mesa cada que comes bocado. Comer de una manera inusual podría ayudarte a poner atención y romper el hábito de comer rápido.

 

  1. Socializa

Si buscas algún pretexto para ser anfitrión de cenas, es tu oportunidad. De acuerdo con Joy Bauer, MS, RD, CDN, nutriólogo y fundador de Nourish Snacks, comer con otros puede ayudar a los comedores rápidos a disminuir su ritmo al estar involucrados en una conversación. “Entre más platiques, comerás más lento,” dijo a HuffPost.

 

 

  1. Mastica Más Veces

Masticar más veces puede ayudarte tanto a poner atención como a comer más despacio, simplemente porque toma más tiempo tragar cada bocado. Es por esto que la nutrióloga Julie Upton, MS, RD, CSSD y escritora en el blog de The Huffington Post, recomienda tratar de masticar de 15 a 20 segundos antes de tragar. Elige alimentos que requieran masticarse por más tiempo –como verduras, frutas frescas y proteínas magras, en lugar de guisados suaves, puré de papa, puré de manzana o nieve –también ayudará a los comedores rápidos a disminuir su ritmo.

 

  1. Evita el Hambre Extrema

Cada vez que tenemos mucha hambre, tendemos a comer muy rápido sin pensar dos veces. ¿Cómo podemos saber la diferencia entre tener hambre y tener mucha hambre? Upton aconseja poner atención a nuestro cuerpo. Si tienes hambre, comienza a planear lo que quieres comer, pero si tu estómago está gruñendo y tienes dolor de hambre, quiere decir que haz dejado que tu hambre vaya muy lejos. Entrénate para llevar un registro y escuchar lo que tu cuerpo te comunica.

 

  1. Come Botanas Que Tengan Cáscara

Las botanas con cáscara –como cacahuates, pistaches o granos de soya- disminuyen la velocidad del ritmo para comer pues requiere tiempo quitar la cáscara para comerlas. También dejan evidencia visual que avisa a los comelones cuándo parar de comer. Un estudio conducido por investigadores de la Universidad Eastern Illinois encontró que los participantes consumieron menos calorías cuando comieron pistaches con cáscara que sin cáscara. Esto significa que las botanas con cáscara matan dos pájaros de un tiro, ayudan a los comelones a comer menos y también a saber cuándo parar.

 

  1. El Agua es tu Mejor Amiga

El agua puede ayudarte a disminuir que comas mucho en más de una manera. Bauer sugiere que dejes tu tenedor y tomes pequeños tragos entre cada bocado para mantenerte enfocado y con un ritmo regular. Forberg recomienda tomar un vaso completo de agua antes de comenzar a comer. “Esto realmente te ayudará a sentirte más satisfecho,” dijo. “Cuando no nos sentimos tan hambrientos antes de comer, comeremos más lentamente.”

 

  1. Registra Tu Tiempo

Debido a que el tiempo es un problema, ¿por qué no atacarlo directamente? Bauer recomienda tener un cronómetro para ayudar a comer más lento. Idealmente, debe tomarte cerca de 20 minutos terminar un alimento, y usar el cronómetro de la cocina puede ayudarte a evitar prisas.

 



 

Por: Abigail Wise / HuffPost Healthy Living

Link: http://www.huffingtonpost.com/2014/06/06/slow-eating_n_5419625.html?ncid=fcbklnkushpmg00000030