Cómo desintoxicar cada órgano y nunca sentirte enferma o cansada

 42-690x361

Nuestros cuerpos no están hechos de manera imperfecta. Toxinas ambientales a las que estuvimos expuestos en el útero y durante toda nuestra vida pueden alterar nuestros genes, dando lugar a trastornos físicos. El azúcar, carbohidratos refinados, comida procesada, pesticidas, metales pesados, parásitos, virus, bacterias, estrés, superficialidad espiritual, disruptores hormonales y enmascarar tu propia identidad conducen a trastornos genéticos. Mente, cuerpo y espíritu son uno. La verdadera medicina aborda las tres áreas.

¿Entonces por qué todo el mundo está enfermo? ¿Te has dado cuenta de que las generaciones más jóvenes están padeciendo enfermedades crónicas como cáncer y enfermedades autoinmunes? Nuestros sistemas inmunes son complejos. Están hechos perfectamente para expulsar toxinas a través de la fiebre, diarrea y vómitos, pero ¿qué pasa si una toxina se expone continuamente al sistema? Esto a menudo se manifiesta como una enfermedad autoinmune. ¿Cuáles son las condiciones autoinmunes?

 

Son trastornos en los cuales la inmunidad hace que el cuerpo trabaje contra sí mismo. Cualquiera que sea la “toxina” permanece en el cuerpo para alertar al sistema inmune. Es como si se hubiera quedado atascada en el modo  “Prendido ó alerta”. La dieta causa muchas enfermedades autoinmunes. El azúcar, trigo, gluten, pesticidas, metales pesados y los organismos modificados genéticamente provocan la distensión y cambios eventuales del pH.

 

Cuando el pH es superior a 3 (causado por los bloqueadores de ácido a largo plazo, como el Pepcid, Nexium, Prilosec o la dieta), la pepsina no se libera. La pepsina es necesaria para la degradación de las proteínas. El exceso de proteínas se fuga a través de la pared del intestino permeable donde alerta al sistema inmune y se detecta como un intruso. El cuerpo acelera la inmunidad y se produce la inflamación. La inflamación es la defensa natural del cuerpo a corto plazo, pero a largo plazo conduce a enfermedades crónicas, que a la vez hacen una larga vida de enfermedades crónicas.

 

A continuación, algunos ejemplos de condiciones autoinmunes:

– Autismo, Síndrome de Guillain-Barré (causado por la vacuna contra la gripe o algún virus)

– Huesos: Artritis reumatoide (huesos), espondilitis anquilosante, polimialgia reumática

– Músculos: Fibromialgia, distrofia muscular

– Piel: Eczema, psoriasis, esclerodermia, vitiligo

– Pulmones: Granulomatosis de Wegener, asma

– Nervios: Diabetes y  neuropatía periférica

– Tracto / páncreas:Celíacos, IBS, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, diabetes

– Sangre: Leucemia, lupus, condiciones hemolíticas

– Tiroides:  Tiroides Hashimoto, enfermedad de Graves

 

La medicina alopática nos dice que la respuesta a estos trastornos es la inmunosupresión, o la supresión de nuestra inmunidad natural, en lugar de encontrar la causa. Un ejemplo de esto es Humira o prednisona. ¿No suena esto contrario a la intuición? ¿Por qué deberíamos obstaculizar la respuesta natural de nuestro cuerpo a un intruso, en lugar de solo nombrar o señalar al intruso? ¿Por qué poner una curita a la herida que causa otros efectos secundarios en lugar de eliminar el problema de raiz?

 

  1. Dieta: Eliminar el trigo, gluten, soya, lácteos, alimentos procesados y fritos. Comida orgánica sin GMO. Llevar un diario de eliminación. Estar alerta a las nauseas, fatiga, gases e inflamación después de cada comida. Muchos de estos alimentos no son inflamatorios en su estado natural sin ser procesados, pero al ser refinados, pasteurizados y modificados genéticamente, causan enfermedades. Evita el AZÚCAR, aspartamo, MSG,  las grasas trans, los aceites hidrogenados como el de canola o los aceites vegetales. Evita el exceso de cafeína y alcohol. Incorpora a tu dieta grasas saludables como el coco, aguacate, omega´s 3, aceite de oliva, nueces y semillas. Compra un filtro para eliminar toxinas, metales y fluoruro de tu agua de grifo. Da un balance a tu dieta agregando alcalinidad bajando el sodio y  comiendo alimentos con alto contenido de potasio. Añade probióticos.

 

  1. Limpieza de colon: Deberías tener de 2 a 3 evacuaciones por día. El estreñimiento es una enfermedad. Bebe mucha agua destilada o libre de fluoruro, lleva una dieta orgánica a base de plantas, agua de sávila, kéfir de coco, jengibre, ajo, hinojo, arcilla bentonita o carbón activo para unirse y eliminar las toxinas, magnesio y vitamina C. La grosella o triphala Indú es una excelente opción para la limpieza de cólon.

 

  1. Parásitos: Un buen equipo de limpieza de parásitos incluye ingredientes importantes como el ajenjo, nogal negro, clavos, canela, ajo, aceite de coco, cáscaras de psyllium, arcilla bentonita y los enemas café son invaluables.

 

  1. Limpieza de riñón: Jugo de arándano orgánico,  vinagre de sidra de manzana, agua de limón tibia, magnesio y baños de sal de Epsom. Hierbas útiles que incluyen la cola de caballo, esencia de flor de té junto con cápsulas de Uva, jengibre, vitamina B-6, cereza negra concentrada y glicerina vegetal, todos ellos ayudan a limpiar los riñones. Mantente alejada de los pesticidas ya que ha sido probado que pueden causar insuficiencia renal.

 

 

 

  1. Metales pesados: Excelente quelantes naturales incluyen a la chlorella, cilantro, alimentos con alto contenido de azufre como la col, cebolla, ajo y las coles de Bruselas. También puedes obtener quelación profesional. Evita vacunas innecesarias que contienen metales pesados. La arcilla zeolita y el carbón activado son grandes quelantes. Asegúrate de visitar a un dentista biológico que se especialice en la eliminación de amalgamas de mercurio de forma segura. El mercurio no es seguro, es una neurotoxina y puede conducir a enfermedades autoinmunes, trastornos del estado de ánimo y la degradación mental.

 

  1. Limpieza de Hígado: Leche de cardo mariano, raíz de bardana, raíz de diente de león, betabel, alcachofas de Jerusalén, ajo, cúrcuma o curcumina, alimentos fermentados, y aceite de ricino para sacar las toxinas. Tés como tulsi y diente de león también apoyan un hígado sano. Asegúrate de estár tomando ornitina en tu limpieza del hígado. El Yodo de Lugol también apoya al metabolismo y la desintoxicación del hígado. Limpieza con aceite de oliva para el hígado: Durante una semana bebe un jugo de zanahoria y manzanas verdes para ablandar cálculos biliares y que no se desprendan durante el proceso de desintoxicación. Luego tomar un shot de aceite de oliva con jugo de limón y tomar de aceite de ricino en la noche.

 

  1. Piel: La piel es tu órgano más grande! lociones, maquillaje, desodorantes o perfumes que contienen parabenos, el BHT u otros disruptores endocrinos pueden conducir a una desregulación hormonal, síndrome de ovario poliquístico, endometriosis y fibromas. Los saunas infrarrojos, sudoración, yoga caliente, baños de sal de Epsom y el cepillado en seco ayudan al sistema linfático a eliminar los productos químicos. Necesitas hacer ejercicio y una buena sudada diaria. Evita cualquier artículo sintético y opta por lo orgánico. El campo de la cosmética no está regulado y todo se absorbe. La vitamina D previene el cáncer de mama y de próstata !!

 

  1. Sistema linfático: Es el sistema de alcantarillado del cuerpo, pero no tiene una bomba como el corazón. Por lo tanto, el movimiento, la respiración profunda, caminar, saltar, el yoga y el cepillado en seco son excelentes para el movimiento de la linfa. Los masajes linfáticos pueden eliminar las toxinas del cuerpo a través de un masaje suave. Recuerda que hay que cuidarte. Comer y vivir como si te amaras. Desintoxicarte, desenchufarte y descansar.

 



 

Fuente: familylifegoals.com