Cómo sanar el Intestino Permeable

love-belly-TS-152138899

El aumento de peso y la sensibilidad a los alimentos podrían ser el resultado de un intestino permeable.  A continuación te compartimos cómo sanarlo.

 El Intestino Permeable afecta a todo el cuerpo

 

Nariz y Boca

Resfriados frecuentes

Sensibilidades a los alimentos

 

Cerebro

Depresión

Ansiedad

ADHD

 

Piel

Acné

Rosácea

Eczema

Psoriasis

 

Tiroides

Hashimoto

hipotiroidismo

Graves

 

 

Si estás sufriendo de confusión mental, confusión, falta de memoria, irritabilidad, o incluso una enfermedad más grave como cáncer, diabetes, osteoporosis o de Alzheimer. Todos estos síntomas y más están relacionados con el síndrome de intestino permeable. Los médicos y profesionales de la medicina natural, ambos están de acuerdo, que la base de nuestra salud se encuentra en el intestino, y la lucha contra esta enfermedad implica la sanación de un intestino estresado y agotado.

 

El Síndrome de intestino permeable (LGS) es una enfermedad que se encuentra en aumento en los EE.UU., y que a menudo no se diagnostica o está mal diagnosticada. Los síntomas de la LGS pueden ser incómodos y dolorosos. El intestino permeable pone en peligro tu digestión y la capacidad del cuerpo para absorber los nutrientes.

 

Este se produce cuando la mucosa intestinal del intestino comienza a romperse, permitiendo así que las partículas de alimentos no digeridos y otras cosas pasen a través de las paredes del intestino y al torrente sanguíneo.

 

Algunas de las cosas que pueden pasar a través del intestino permeable incluyen proteínas como el gluten, las bacterias malas y partículas de alimentos no digeridos. Residuos tóxicos también puede filtrarse desde el interior de la pared intestinal hacia el torrente sanguíneo causando una reacción inmune.

 

Si bien, no existe ningún medicamento que trate esta condición, pero existen diversas opciones naturales que te ayudarán a sanar el revestimiento intestinal.

 

¿Qué causa el intestino permeable?

Hay 4 causas principales del intestino permeable:

  • Dieta pobre
  • Estrés crónico
  • Sobrecarga de toxinas
  • Desequilibrio bacteriano

Alimentos de los que hay que estar alejadas

Los alimentos más comunes que pueden dañar el revestimiento intestinal son las proteínas que se encuentran en los granos sin germinar, azúcar, los GMO´S, y productos lácteos convencionales. El problema con los granos sin germinar es que contienen grandes cantidades de bloqueadores de los nutrientes llamados fitatos y lectinas.

 

Las lectinas

Son proteínas de unión de azúcar que actúan como un sistema de defensa natural para las plantas, y los protegen de los invasores externos, como el moho y los parásitos. El revestimiento digestivo está cubierto de azúcar que contiene células que ayudan a descomponer los alimentos. Cuando las lectinas van hacia esta zona se adhieren a tu forro digestivo, dañan el intestino, y causan inflamación.

 

Las lectinas se encuentran en muchos alimentos, no sólo los granos, pero si las consumes en cantidades pequeñas, tu cuerpo estará bien. Pero los alimentos que contienen grandes cantidades de lectinas como el trigo, el arroz, la espelta, y la soya son más problemáticos.

 

Los brotes y la fermentación de los granos reducen los fitatos y  las lectinas, haciendo que estos alimentos sean fáciles de digerir, y es por eso que es recomendable consumir el pan de grano germinado.

 

Los GMO´S y los alimentos híbridos

Estos artículos tienden a ser los más altos en lectinas, ya que han sido modificados para combatir insectos.

 

Gluten

Los granos que contienen gluten dañan tu mucosa intestinal,  si estás trabajando en sanar tu intestino, lo mejor es mantenerse alejada de todos los granos, especialmente los que contienen gluten, como el trigo. Una vez que el intestino esté sano, agrega a tu dieta granos que se han sido fermentados y germinados.

 

Productos lácteos convencionales

La proteína caseína es el componente de los productos lácteos que dañan tu intestino, así como el proceso de pasteurización que destruye las enzimas vitales como la lactosa y hace que sea muy difícil de digerir. Por esta razón, te recomiendo comprar lácteos orgánicos de pasteurización en frió de vaca, cabra u oveja.

 

Azúcar

Esta es otra sustancia que causará estragos en tu sistema digestivo. El azúcar alimentará el crecimiento de la levadura candida, y las bacterias malas que dañarán aún más tu estómago. Las bacterias malas en realidad crean toxinas llamadas exotoxinas que dañan las células sanas y pueden hacer un agujero en la pared intestinal. Si sientes que no puedes renunciar a el azúcar, la puedes sustituir con opciones de edulcorantes más saludables como la stevia, el azúcar de coco ó los dátiles.

 

Otros factores que contribuyen al intestino permeable.

 

Estrés crónico

El estrés debilita el sistema inmunológico que con el tiempo paraliza la capacidad para combatir los invasores extraños como las bacterias malas y los virus que conducen a la inflamación y el intestino permeable. Para reducir el estrés, trata de dormir más, incluir diversión en tu semana, descansar más, meditar o hacer ejercicio y pasar más tiempo con gente que te mantenga motivada.

 

Toxinas

Entramos en contacto con más de 80.000 productos químicos y toxinas cada año, pero los peores infractores que causan el intestino permeable incluyen los antibióticos, los pesticidas, el agua del grifo, y la aspirina. Trata de comprar un filtro de agua de alta calidad que pueda eliminar el cloro y el flúor, y ve qué hierbas a base de plantas naturales pueden reducir la inflamación en tu cuerpo.

 

Disbiosis

Finalmente, una de las principales causas del intestino permeable es una condición llamada disbiosis, lo que significa un desequilibrio entre las bacterias beneficiosas y perjudiciales en el intestino. Para muchos, este desequilibrio puede comenzar en el nacimiento debido a una cesárea o porque la madre no tenía un intestino sano. El uso excesivo de antibióticos recetados, el agua del grifo con cloro y flúor, y la falta de alimentos ricos en probióticos contribuyen a este desequilibrio de las bacterias buenas y malas.

 

Signos del intestino permeable

El síndrome del intestino permeable es más común de lo que piensas. Autismo, artritis reumatoide, enfermedad periodontal, síndrome de fatiga crónica, la enfermedad de Crohn y la colitis son el resultado de la inflamación provocada por un intestino permeable. La mala absorción de los nutrientes, la cándida e infecciones parasitarias, junto con sensibilidad a los alimentos y las alergias también están conectados con este síndrome. Condiciones inflamatorias de la piel como el eccema, la psoriasis y el acné son indicadores de un intestino permeable también. Esto conduce a la inflamación en todo el sistema y puede causar síntomas, como:

 

  • Aumento de peso
  • Distensión
  • Dolores de cabeza
  • Fatiga
  • Problemas digestivos
  • Sensibilidad a los alimentos
  • Condiciones de tiroides
  • Dolor en las articulaciones
  • Problemas de la piel como la rosácea y el acné

Uno de los mayores signos de advertencia que puede hacerte saber que estás teniendo un intestino permeable puede ser que estés experimentando múltiples sensibilidades a los alimentos. Cuando las proteínas y las grasas parcialmente digeridas se filtran a través de la mucosa intestinal, abren camino en el torrente sanguíneo lo que provocará una respuesta alérgica.

 

Esta respuesta alérgica no significa que vas a tener erupciones, pero puede dar lugar a problemas de salud más graves como la enfermedad inflamatoria intestinal, artritis, eczema, psoriasis, depresión, ansiedad, migrañas, dolor muscular y fatiga crónica.

 

De acuerdo con el Diario de la Diabetes existe evidencia que apunta al intestino permeable como una de las principales causas de las enfermedades autoinmunes como la diabetes tipo 1.

 

El Intestino permeable y la función cerebral

Una cuestión importante, que quiero hacer notar con el intestino permeable, es cómo este puede afectar al cerebro. Si alguna vez has visto a un niño con autismo,  experimentan cambios de humor, esto puede deberse a la permeabilidad intestinal. La dieta libre de gluten y caseína ha demostrado ser eficaz para muchos niños con autismo debido a que estas proteínas pueden filtrarse a través del intestino y actuar sobre el cerebro de manera similar a un medicamento opioide.

 

Cuando los fármacos opioides se unen a sus receptores, reducen la percepción del dolor. Los opioides también pueden producir somnolencia, confusión mental, náuseas, estreñimiento y, dependiendo de la cantidad de droga consumida, puede deprimir la respiración. Algunas personas experimentan una respuesta eufórica a los medicamentos opiáceos, ya que estos fármacos también afectan a las regiones del cerebro implicadas en la recompensa.

 

 

Ejemplos de opioides que son fuertes analgésicos:

 

  • Morfina
  • Metadona
  • La buprenorfina
  • Hidrocodona
  • Oxicodona
  • Heroína

 

Esta, es también otra razón por la que el  intestino permeable se ha relacionado con otros trastornos psicológicos como la ansiedad, la depresión y el trastorno bipolar. Así, en muchos casos, si se puede sanar el intestino permeable se puede sanar el cerebro.

 

Consejos para sanar un intestino permeable

Aquí está la buena noticia, un intestino dañado responde bien a ciertos alimentos, hierbas y suplementos, a una dieta limpia y estilo de vida saludable. A continuación te presentamos algunas de las mejores recomendaciones.

 

Dieta

Una dieta limpia es crucial para reparar el intestino. Reduciendo o eliminando por completo el azúcar blanca, el gluten, los alimentos procesados, los productos lácteos (la leche de vaca, el yogur griego y el kéfir son realmente útiles a causa de su actividad probiótica), los carbohidratos refinados, el alcohol y la cafeína, y comer alimentos con alto contenido de fibra y alimentos integrales ricos en nutrientes.

 

Debido a que los pesticidas y los transgénicos empeoran la situación, lo mejor es consumir principalmente comida orgánica. Los ácidos grasos esenciales del pescado, la linaza o la chía también son vitales para la sanación del intestino y la reducción de la inflamación. Beber mucha agua purificada es crucial también para evitar los contaminantes que destruyen el intestino.

 

Los Probióticos

Los Probióticos son el tema número uno en la lucha contra el intestino permeable debido a sus beneficios para la salud. La inflamación es un factor importante que contribuye al Síndrome del Intestino Permeable, al reducir la cantidad de Candida albicans que está presente en el intestino, esto puede hacer una diferencia significativa en la sanación.

 

La Candida es un hongo que se adhiere a las paredes de los intestinos, causando inflamación, irritación y daños en el revestimiento de la mucosa del tracto intestinal. Los probióticos son bacterias beneficiosas que ayudan a acabar con el hongo malo. Al tomar un probiótico, asegúrate de encontrar una marca que tenga buena reputación, que esté refrigerado y con bacterias benéficas, que cuenten con más de diez millones (por porción). Algunos probióticos vienen en dosis tan altas como ochenta organismos por porción. La consistencia es la clave con los probióticos, y tomarlos con regularidad durante un largo período de tiempo proporcionará el mayor beneficio para tu cuerpo.

 

Lácteos crudos orgánicos

Estos productos son altos en probióticos que pueden ayudar a sanar el intestino. El Kéfir, yogur griego, mantequilla y queso crudo de libre pastoreo son algunos de los mejores.

 

Verduras fermentadas

Estos alimentos contienen ácidos orgánicos que equilibran el pH intestinal y probióticos que apoyan el intestino. El chucrut, kimchi, y Kvass son excelentes fuentes.

 

Productos de coco

Todos los productos de coco son especialmente buenos para tu intestino. Las grasas que se encuentran en el coco son más fáciles de digerir que otras grasas por el intestino permeable. Además, el kéfir de coco contiene probióticos que apoyan tu sistema digestivo.

 

Enzimas digestivas

A menudo, las personas que sufren de síndrome de intestino permeable tienen baja acidez estomacal. Esto crea una mala digestión, causando que las toxinas puedan filtrarse en el cuerpo. Suplementos de enzimas digestivas son útiles junto con el limón con agua tibia y vinagre de sidra de manzana.

 

Fibra

La fibra protege el intestino durante el barrido hongos, bacterias dañinas y otros patógenos rápidamente fuera del sistema. Buenas opciones incluyen polvo de psyllium orgánica, lino de tierra y semillas de chía.

 

Semillas germinadas

Las semillas de chía, linaza y las semillas de hemp que se han germinado son una gran fuente de fibra que puede ayudar a apoyar el crecimiento de bacterias beneficiosas. Pero si tienes un intestino permeable severo, es posible que tengas que empezar obtener tu fibra de verduras al vapor y frutas.

Además, el consumo de alimentos antiinflamatorios que contengan grasas omega-3 son beneficiosos, tales  como la ternera y cordero alimentados con pasto y pescados silvestres como el salmón.

 

Hierbas

Algunas hierbas son conocidas para calmar la inflamación y el daño que se produce en el intestino. Los dos mejores opciones son la raíz de malvavisco, junto con Olmo, ya que ambas recubren el tracto intestinal y reducen al mínimo la absorción de toxinas. Otras hierbas que te pueden ayudar a sanar  daños adicionales y no solo a reducir la permeabilidad excesiva son:

 

Kudzu

Raíz de regaliz

Goldenseal

Alazán

Semillas de hinojo

Raíz de gengibre

 

Para eliminar parásitos (que acompañan con frecuencia un sistema digestivo dañado):

 

Echinacea

Ajo

Clavos

Ajenjo

Nogal negro

Ácido caprílico

Extracto de semilla de toronja

 

L Glutamina

Se ha demostrado que este aminoácido repara el tejido dañado en el revestimiento intestinal, así como promover la regeneración del tejido e intestino. La L glutamina también fortalece el sistema inmunológico, la prevención de infecciones bacterianas, víricas, fúngicas que se propagan en el cuerpo. La L Glutamina puede ser crucial para ayudar a sanar la mucosa intestinal de patógenos tales como la candida y parásitos que pueden causar estragos en la mucosa intestinal.

 

Suplementos

El Síndrome de Intestino Permeable contribuye a la mala absorción de muchos nutrientes, es importante complementar la dieta con vitaminas, las vitaminas A, B, C y E son esenciales, así como el calcio, hierro, magnesio, zinc, selenio y la coenzima Q10. El calostro ayuda a sanar el revestimiento intestinal y reduce la inflamación. Para reconstruir la integridad de la pared intestinal, la L-glutamina es excepcional. Y no olvides tomar todos los días probióticos de alta calidad.

 

 

 

Estilo de vida

Mantener un estilo de vida equilibrado es valioso para fomentar un sistema digestivo saludable. Reducir al mínimo el estrés, hacer ejercicio suave, un sueño adecuado, relajarse y  comer despacio apoyan este proceso de sanación.

Un intestino que funcione bien, junto con una flora intestinal sana mantienen las raíces de nuestra salud. Y, de igual manera cuando un árbol con raíces enfermas no prospera, el resto del cuerpo no puede prosperar sin un sistema digestivo que funcione bien.

 

 



Fuente: the science of eating

HELPING THE WORLD LOSE WEIGHT, ONE MUFFIN TOP AT A TIME!

Liga para imágenes: 

http://thescienceofeating.com/2015/01/16/how-to-heal-leaky-gut/?t=HFT