15 alimentos que hay que sacar de tu despensa si tu objetivo es comer limpio!

1172

Comer en el mundo moderno puede ser difícil, en la actualidad la mayoría de los alimentos que encontramos en el supermercado están modificados genéticamente, tratados químicamente, y criados inhumanamente. A veces es necesario comprometerse con uno mismo y nuestra salud a la hora de la elección de alimentos en la actual crisis alimentaria en la que vivimos.

 

Dicho esto, hay ciertos alimentos que de acuerdo a expertos de la salud y a la filosofía nutricionista, simplemente hay que evitar a toda costa comerlos. Aquí hay 15 alimentos a considerar que hay que sacar de tu despensa:

 

  1. Endulzantes artificiales

Nuestros cuerpos no reconocen estas sustancias químicas como alimento, ni ayudan a perder peso de una manera significativa.

 

Alternativas: stevia, jarabe de arroz, jarabe de arce, dátiles, miel cruda (en pequeñas cantidades).

 

  1. Huevo comercial

Estos provienen de gallinas ponedoras que se encuentran en jaulas, lo que significa que no tienen espacio para moverse o estirarse, y muestran un comportamiento más temeroso y se vuelven propensos a problemas óseos.

 

Alternativa: Huevos de gallinas de libre pastoreo alimentadas de pastos y certificados orgánicos.

 

  1. Cereales de caja

Altamente procesados​​, con alto contenido de azúcares ocultos (que producen los bajones de azúcar en la sangre después de comerlos), alto contenido de sodio, ricos en conservantes. Ni de chiste, comerlos.

 

Alternativas: Granola de avena orgánica, cereales de caja Ezequiel, amaranto y quinoa inflados sin azúcar.

 

 

 

 

  1. Salmón de granja

El salmón de granja tiene un alto contenido de mercurio y pesticidas y es generalmente más alto en contaminantes, incluyendo carcinógenos.

 

Alternativas: Salmón salvaje.

 

 

  1. Crema de cacahuate procesada

El segundo ingrediente en la lista es a menudo el azúcar, lo que significa que una gran proporción de la mantequilla de cacahuate es el azúcar!

 

Alternativas: Mantequillas de frutos secos 100% naturales que se encuentran de venta en tiendas orgánicas. Las más ricas son la mantequilla de almendra, nuez de la india, nuez de macadamia, avellanas y nuez.

 

  1. Puré de tomate enlatado

Hay toneladas de sal y azúcar ocultos! Los revestimientos de resina de las latas contienen bisfenol-A, un estrógeno sintético que se ha relacionado con enfermedades que van desde problemas reproductivos a la enfermedad cardíaca, la diabetes y la obesidad.

 

Alternativa: Usa tomates frescos, tomates deshidratados secos para sazonar y convertirlos en salsa de tomate.

 

  1. Nueces y cacahuates salados

Cuando las nueces y cacahuates vienen con sal, el contenido de sodio está por las nubes.

 

Alternativas: Nueces y semillas crudas o activadas (remojadas o germinadas).

 

  1. Comidas congeladas o preenvasadas

Las comidas congeladas o preenvasados ​​generalmente contienen azúcar oculta, jarabe de maíz alto en fructosa, sal y conservantes.

 

Alternativas: Comida casera o comidas pre-empaquetados de tiendas de alimentos saludables, frutas y verduras orgánicas congeladas del Cotsco.

 

 

 

  1. Sal de mesa

La sal de mesa es altamente refinada, con poco valor nutricional. En grandes cantidades puede ser responsable de la hipertensión.

 

Alternativa: Sal de mar, Flor de Sal y Sal del Himalaya de color rosa.

 

  1. Lácteos

Los productores de leche tratan a sus vacas lecheras con la hormona del crecimiento bovino (rBGH o rBST, como también se le conoce) para impulsar la producción de leche. Pero rBGH también incrementa infecciones en las ubres e incluso pus en la leche. También conduce a niveles más altos de una hormona de crecimiento similar a la insulina en la leche.

 

Alternativas: Leche orgánica, leche de almendras, leche de arroz, leche de coco.

 

  1. Aceites vegetales

La mayoría de los aceites vegetales comerciales son altamente procesados ​​y altos en grasas trans. Las grasas trans se atribuyen a que son los responsables por el aumento de LDL – el tipo de colesterol malo que puede conducir a la mala salud del corazón.

 

Alternativas: El aceite de coco, aceite de oliva, aceite de aguacate, ghee.

 

  1. Pan de caja procesado

El pan que encuentras empaquetado en supermercados suele ser refinado y procesado​​. Estos panes están llenos (procesado) de trigo y gluten que el sistema digestivo humano encuentra muy difícil de romper. Hace diez mil años empezamos a modificar los cereales con la agricultura (selección, transplante a otras zonas geográficas, hibridación y últimamente manipulación genética). Ciertas proteínas presentes en los cereales han conocido tantos cambios, que las enzimas de algunas personas aún son incapaces de digerirlas y asimilarlas. Este tipo de pan es también alto en sodio, y es a veces incluso alto en azúcar!

 

Alternativas: Pan Ezekiel, centeno o espelta, masa madre, hacer tu propio pan.

 

 

 

  1. Embutidos

La carne con la que se hacen los embutidos es proveniente de animales que fueron alimentados con hormonas de crecimiento, antibióticos y otros medicamentos veterinarios, y son criados en condiciones deplorables que promueven la enfermedad. Estas carnes también se llenan de nitrito de sodio (un conservante utilizado y agente antimicrobiano que también añade color y sabor) y otros aromas químicos y colorantes.

 

Alternativas: Embutidos orgánicos provenientes de animales de libre pastoreo alimentados con pasto y carne orgánica.

 

  1. Margarina

La margarina es alta en grasas trans, las grasas que se forman durante el proceso de hidrogenación, que convierte los aceites vegetales líquidos en una sustancia sólida.

 

Alternativas: Mantequilla orgánica, ghee y aceite y mantequilla de coco.

 

  1. Productos de soya fermentados

Los productos de soya fermentados, incluyendo tofu y leche de soya, pueden alterar tus hormonas además que son alimentos modificados genéticamente.

 

Alternativas: Soyaa de fermentación tales como tempeh, miso y natto.