“LA PARAFINA”. Peligro silencioso en tu casa, es más tóxica que los cigarrillos y puede causar problemas respiratorios, dolores de cabeza e incluso cáncer!

tratamiento-parafina-manos

 

La parafina es una cera barata, derivada del petróleo, que es utilizada por la mayoría de los fabricantes de velas. Cuando se quema, las velas liberan esta sustancia tóxica, que es tan perjudicial como el humo de segunda mano. Los asmáticos deben tener especial cuidado cuando están cerca de estas velas tóxicas. El humo de fusión que libera la parafina está lleno de compuestos cancerígenos, entre ellos el benceno y el tolueno, que son muy similares al humo de un motor diesel. Estas sustancias cancerígenas pueden ser causantes de un gran número de problemas de salud que van desde dolores de cabeza hasta cáncer de pulmón.

 

Según el Instituto Nacional para la Seguridad y Salud en el Trabajo, es altamente recomendable evitar estar expuestos al humo de cera de parafina, ya que se ha demostrado causan tumores de hígado y riñón.

 

La vela de cera de parafina contiene más de 20 sustancias químicas peligrosas, incluyendo acetona, triclorofluorometano, disulfuro de carbono, 2-butanona, tricloroetano, Tricloroetano, tetracloruro de carbono, Tetracloroeteno, clorobenceno, etilbenceno, estireno, xileno, fenol, cresol, ciclopenteno.

 

Además, los aromas y colorantes artificiales que se encuentran en las velas perfumadas también pueden desencadenar reacciones alérgicas.

 

Es por eso que las velas perfumadas de Glade y Febreeze deben ser evitadas, las velas de gel también contienen los mismos productos químicos derivados del petróleo como la parafina.

 

También es aconsejable mantenerse alejados de las velas baratas ya que estas, normalmente son importadas y pueden contener plomo.

 

¿QUÉ  VELAS PODEMOS USAR?

 

 

Velas de soya

Estas velas son un gran sustituto para las velas de parafina porque al quemarse, su humo es más limpio que el de las velas de parafina, además están libres de hollín. El único inconveniente es que estas velas a menudo contienen cloro y endurecedores. Además, la soya en EE.UU. es principalmente OGM.

 

Velas de cera

Lo mejor de estas velas es que no contienen toxinas y son libres de hollín, lo que significa que no son alergénicos, el humo es más limpio y duran 5 veces más que las velas de parafina. Estas velas de cera liberan iones negativos en el aire y energizan el cuerpo. A pesar de que estas velas son mucho más caras que las velas de parafina, son muy fáciles de hacer.

 



Fuente: HEALTHY FOOD TEAM