Esta comida “sana” puede causar daños cerebrales y cáncer de mamá, por lo que hay que dejar de comerla INMEDIATAMENTE!!!

índice 

Muchas personas conscientes de la salud, en un esfuerzo por mejorar sus hábitos alimenticios, han cambiado a comer tofu en lugar de carne o huevos. La industria de la soya podría hacerte creer que esta es una decisión inteligente para la salud de tu corazón, pero en realidad la soya procesada, que incluye al tofu, no es un alimento saludable.

 

Es mucho mejor comer huevos orgánicos, carne de libre pastoreo y  productos lácteos crudos que comer soya procesada.

 

“A diferencia de Asia, donde la gente come pequeñas cantidades de productos de soya enteros, los procesadores de alimentos occidentales separan la soya en dos materias primas proteína y aceite. No hay nada seguro o natural sobre esto “, dice el Dr. Daniel Mercola.

 

“Los métodos de procesamiento de alta tecnología de hoy en día no sólo no logran eliminar los antinutrientes y toxinas que están naturalmente presentes en la soya, también dejan residuos tóxicos y carcinogénicos creados por las altas temperaturas, alta presión, baños alcalinos y ácidos y disolventes derivados del petróleo”.

 

El peor de los casos son los productos de soya fraccionados, como lo son el aislado de proteína de soya y la proteína vegetal hidrolizada, como toda la soya procesada, contiene fitatos que bloquean la absorción de minerales y los inhibidores de la tripsina que bloquean la digestión apropiada.

El tofu es un producto de soya entera, pero todavía contiene los anti-nutrientes mencionados anteriormente.

 

 

Problemas de salud vinculados a la soya:

Entre los muchos problemas de salud relacionados con una dieta alta en soya se incluyen:

 

  • Problemas de tiroides, incluyendo el aumento de peso, letargo, malestar general, fatiga, pérdida del cabello y la pérdida de la libido
  • Pubertad precoz y otros problemas de desarrollo en bebés, niños y adolescentes
  • Cáncer
  • Daño cerebral
  • Trastornos del aparato reproductor
  • Alergias a la soja

 

Mientras tanto, estudios revisados ​han encontrado que la soya no es fiable en reducir el colesterol, y de hecho aumenta los niveles de homocisteína en muchas personas, se ha encontrado que puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas, accidente cerebrovascular y defectos de nacimiento. De hecho, según el Dr. Daniel Mercola, la soya puede aumentar el riesgo de enfermedades del corazón.

 

Como resultado, el Dr. Daniel Mercola y expertos en salud han enviado una petición de 65 páginas a la FDA para pedirles retiren la  declaración de propiedades saludables de la soya y que previene las enfermedades del corazón, que se aprobó en 1999″, se espera que hagan lo correcto y cumplan.

 

Es muy importante saber también que los niños y bebés, que aún están en desarrollo, son particularmente vulnerables a los efectos similares a las hormonas de la soya. Un estudio de The Lancet demostró que la exposición diaria a los productos químicos que imitan el estrógeno para los bebés que consumen fórmulas de soya era de  6 a 11 veces mayor que los adultos que consumen alimentos de soya.

 

Y la concentración en sangre de estas hormonas era 13.000 a 22.000 veces mayor que el estrógeno en la sangre. Un bebé alimentado exclusivamente con leche de soya recibe el equivalente estrogénico (basado en el peso corporal) de hasta cinco píldoras anticonceptivas por día. Por favor, no alimentar a los bebés con fórmula infantil de soya, o alimentos de soya para niños. Los efectos son tan potentes que incluso las mujeres embarazadas deben evitar el consumo de productos de soya para la seguridad de su hijo no nacido.

 

Y hay más:

  • La soya es rica en toxinas naturales, también conocidos como antinutrientes. Esto incluye una gran cantidad de inhibidores que impiden las enzimas necesarias para la digestión de proteínas. Además, estos inhibidores de la enzima no se desactivan por completo durante la cocción normal. El resultado es un extenso malestar gástrico y deficiencias crónicas en la absorción de aminoácidos, que pueden dar lugar a deterioros pancreáticos peligrosos y cáncer.

 

  • La soya contiene hemaglutininas, que hacen que las células rojas de la sangre se agrupen. La soja también contiene sustancias de crecimiento-depresivos, y mientras estas sustancias se reducen en el procesamiento, no se eliminan por completo.

 

  • La soya contiene bociógenos, que pueden conducir con frecuencia a la función tiroidea deprimida.

 

  • La mayoría de las semillas de soya (más de 80%) son modificadas genéticamente, y contienen uno de los más altos niveles de contaminación por plaguicidas de todos los alimentos.

 

 

  • La soya es muy alta en fitatos, que impiden la absorción de minerales como el calcio, magnesio, hierro y zinc, todos los cuales son co-factores para la bioquímica óptima en el cuerpo.

 

¿Existen opciones para disfrutar de forma segura la soya?

Hay algunos tipos de soya que son saludables, y todos ellos son fermentados. Después de un largo proceso de fermentación, el ácido fítico y los niveles de antinutrientes de las semillas de soya se reducen, y salen sus propiedades beneficiosas – tales como la creación de probióticos naturales que están disponibles para tu sistema digestivo.

 

También reduce en gran medida los niveles de isoflavonas peligrosas, que son similares a los estrógenos en su estructura química, y puede interferir con la acción de tu propia producción de estrógenos.

 

Así que si te gusta la soya y quieres comerla sin dañar tu salud  y aprovechar sus beneficios, a continuación te presentamos las siguientes opciones, todas son saludables:

 

  1. Natto, soya fermentada con una textura pegajosa y sabor fuerte, parecido al queso. Está cargado con natoquinasa, un muy poderoso diluyente de la sangre. El natto es en realidad una comida con la mayor fuente de vitamina K2 en el planeta y tiene una bacteria beneficiosa muy potente, bacillus subtilis. Por lo general, se puede encontrar en cualquier tienda de comestibles asiáticos.

 

  1. Tempeh, es soya fermentada con una textura firme y de nuez, con el sabor del hongo.

 

  1. Miso, es una pasta de soya fermentada con una textura mantecosa salada, (comúnmente utilizado en la sopa de miso).

 

  1. Salsa de soya: Tradicionalmente, la salsa de soya se hace mediante la fermentación de la soya, sal y enzimas, sin embargo ten cuidado porque muchas variedades en el mercado están hechos artificialmente mediante un proceso químico.

 

 

Sin embargo, recuerda que todos los productos de soya procesados ​​- leche, hamburguesas, queso, barritas energéticas, helado, polvos de proteína, etc – no son alimentos saludables. Hay que evitar los alimentos procesados ​​ya que la gran mayoría de ellos contienen ingredientes de soya.

 

“La mejor – y tal vez la única manera de evitar por completo la soya en el suministro de alimentos es comprar los alimentos enteros y prepararlos. “Para aquellos que prefieren comprar productos confeccionados y envasados, en ellos se enumeran muchos “alias” donde la soya podría estar escondida en las listas de ingredientes – palabras como “caldo”, “sabor natural” y “proteína vegetal texturizada”.

 

Los alimentos no elaborados, fermentados y frescos son ideales, mientras que los alimentos procesados ​​deben ser evitados.

 



 

REAL farmacy.com

Healthy News and Information