BACTERIA TEMPRANA EN EL INTESTINO REGULA LA FELICIDAD

images

Científicos de la UCC han mostrado que los niveles cerebrales de serotonina, la ‘hormona feliz’ son regulados por la cantidad de bacteria en el intestino durante el principio de la vida. Esta investigación será publicada el 12 de Junio en la revista de psiquiatría internacional Molecular Psychiatry [Psiquiatría Molecular].

 

Esta investigación muestra que la función cerebral normal de un adulto depende de la presencia de microbios en el intestino durante el desarrollo. La serotonina, el químico mayormente involucrado en la regulación del humor y la emoción, se altera en momentos de estrés, angustia y depresión, y muchos efectivos tratamientos clínicos antidepresivos trabajan dirigiéndose a éste neuroquímico.

 

Científicos del Centro Farmabiótico Alimentario de la UCC utilizaron un modelo de ratón libre de gérmenes para mostrar que la ausencia de bacteria durante el comienzo de la vida puede afectar significativamente las concentraciones de serotonina en el cerebro en la edad adulta. La investigación también subrayó que la influencia es dependiente del sexo, con efectos más marcados en los machos en comparación con los animales hembras.

 

Finalmente, cuando los científicos colonizaron a los animales con bacteria antes de la edad adulta, encontraron que muchos cambios del sistema nervioso central, particularmente aquellos relacionados con la serotonina, no fueron reversibles lo que indicó una huella permanente en los efectos de ausencia de la flora intestinal en la función cerebral.

Esto se construye en una investigación anterior del grupo Cork y otros, mostrando que un eje microbioma-intestino-cerebro existe y es esencial para mantener una salud normal que puede afectar al cerebro y al comportamiento. La investigación fue llevada a cabo por el Dr. Gerard Clarke, el catedrático Fergus Shanahan, el catedrático Ted Dinan y el catedrático John F Cryan y sus colegas en el Centro Farmabiótico Alimentario de la UCC.

 

“Como neurocientífico, estos descubrimientos resultan fascinantes pues subrayan la importancia del papel de las bacterias intestinales en la comunicación bidireccional entre el intestino y el cerebro, y abre la oportunidad intrigante de desarrollar estrategias únicas basadas en lo microbiano para tratar trastornos cerebrales,” dijo el catedrático John F Cryan, autor principal de la publicación y Jefe del Departamento de Anatomía y Neurociencia de la UCC.

 

Esta investigación tiene múltiples implicaciones en la salud pues muestra que la manipulación con la microbiota (por ejemplo con los antibióticos, con dieta o por infección) pueden tener efectos críticos en la función cerebral. “Estamos muy entusiasmados con estos descubrimientos” dijo el autor líder Dr. Gerard Clarke. “Aunque siempre hemos creído que la microbiota era esencial para nuestra salud en general, nuestros resultados también destacan la importancia que tienen nuestros pequeños amigos para nuestro bienestar mental.”

 


Por: Alimentary Pharmabiotic Centre – University College Cork / 12 Junio 2012 / ScienceDaily

Link: http://www.sciencedaily.com/releases/2012/06/120612115812.htm