TRATARSE CON BONDAD CUANDO LAS COSAS SALEN MAL ES LA LLAVE PARA ENFRENTAR LOS DESAFIOS

download

 

¿Porqué algunas personas pueden con los golpes de la vida, enfrentando las fallas y los problemas con gracia, mientras otros se quedan fijos en las calamidades, criticándose a sí mismos y exagerando los problemas?

 

La respuesta, de acuerdo a los investigadores de las universidades de Duke y Wake Forest (ambas en EE.UU), puede ser la auto-compasión –la habilidad para tratarse a sí mismo con bondad cuando las cosas salen mal. Los resultados de la investigación, una de las mayores investigaciones sobre auto-compasión, fueron publicados en la edición de mayo de 2007 de la revista Psicología Social y de Personalidad.

 

“La vida es suficientemente difícil con pequeñas cosas que suceden. La auto-compasión ayuda a eliminar mucho de la ira, depresión y dolor que experimentamos cuando las cosas salen mal para nosotros”, dijo Mark R. Leary, profesor de psicología y neurociencia en Duke y autor líder de esta investigación, que incluye cinco estudios revisados por la academia.

 

Los otros autores del estudio son Eleanor B. Tate y Ashley Batts Allen de Duke; Jessica Hancock de la Universidad de Wake Forest; y Claire E. Adams, antiguamente en Wake Forest y ahora de la Universidad del Estado de Louisiana.

 

“En lugar de enfocarnos en cambiar las auto-evaluaciones de la gente, como muchos enfoques cognitivo-conductuales hacen, la auto-compasión cambia la relación de la persona con sus auto-evaluaciones”, dijo Leary. “La autocompasión ayuda a la gente a no añadir una capa de auto-recriminación encima de todas las cosas negativas que le han sucedido. Si la gente aprendiera solamente a sentirse mejor sobre sí mismos en lugar de continuar golpeándose cuando fallan o cuando realizan algún error, serían capaces de lidiar sin estar a la defensiva con sus dificultades”.

 

La autocompasión incluye tres componentes. Son auto-bondad (ser amable y comprensivo con uno mismo en lugar de auto-crítico); humanidad común (ver nuestras experiencias negativas como una parte normal de la condición humana); y aceptación con la atención plena —presencia mental— (mindful, en inglés), en contemplación (esto significa tener la mente ecuánime en lugar de estar sobre-identificados con pensamientos y sentimientos dolorosos).

 

La autoestima fue medida utilizando la Escala de Medición de Autoestima de Rosenberg, la medida más utilizada para medir la autoestima.

Los investigadores condujeron cinco estudios para investigar los procesos cognitivos y conductuales a través de los cuales las personas con auto-compasión podían lidiar con los eventos desagradables de la vida.

 

Los experimentos incluyeron la medida de las reacciones de los participantes al recordar experiencias negativas, imaginar escenarios negativos y recibir críticas poco halagadoras de otra persona, comparar sus resultados al hacer una tarea con los de otra persona, y medir las reacciones de aquellos participantes que tuvieron una actitud auto-compasiva.

 

En tres de los experimentos, los investigadores también compararon reacciones de personas con diferentes niveles de auto-compasión con personas que mostraron diferentes niveles de autoestima. Los resultados sugieren que acoger una sentido de auto-compasión puede tener un beneficio para las personas con baja autoestima, dijeron los investigadores.

 

Los investigadores encontraron que:

  1. Las personas con mayor auto-compasión tuvieron menos reacciones emocionales negativas ante eventos reales, eventos que recordaron del pasado o eventos imaginarios.
  2. La auto-compasión permitió a las personas a aceptar su responsabilidad ante una experiencia negativa, pero contrarrestando los sentimientos negativos.
  3. La auto-compasión protege a las personas de los eventos negativos de manera diferente –y en muchos casos mejor- que la autoestima. Además, los sentimientos positivos que caracterizan a las personas auto-compasivas no están relacionados con las ilusiones de hibris (orgullo excesivo, arrogancia), narcisismo o auto-importancia que caracterizan a muchas personas con alta autoestima.
  • Ser auto-compasivo resulta particularmente importante para las personas con baja auto-estima. Las personas con baja auto-estima que se tratan a si mismos con bondad a pesar de la auto-evaluación poco halagadora les resulta tan bien como, si no es que mejor, que a las personas con alta auto-estima.
  • Para la gente auto-compasiva, la visión bondadosa de sí mismos depende poco de los eventos externos, puede ser debido a que responden de una manera bondadosa y con aceptación hacia sí mismos cuando las cosas van bien o mal.

 

El estudio también muestra que muchos de los beneficios positivos que se atribuyen a la alta autoestima son, de hecho, debido a la auto-compasión.

“Al separarlas, la auto-compasión parece que es más importante que la autoestima, y es de hecho la responsable de algunos de los efectos positivos de la autoestima”, dijo Leary.

 

Los investigadores tuvieron más preguntas a partir de esta investigación. Resulta poco claro en estos estudios si las personas auto-compasivas simplemente son menos propensas a examinarse a sí mismos profundamente, o sí mantienen una visión más positiva de sí mismos a pesar de las dificultades, documenta el reporte.

 

Tampoco se examina si la auto-compasión podría tener retrocesos. Aunque estos estudios indican que las personas con una alta auto-compasión están más dispuestas a tener responsabilidad de sus acciones, es posible que la auto-compasión pueda hacer que a las personas complacientes y desanimarlas a tomar acción para prevenir errores en el futuro, dijeron los investigadores.

 

Además, en cuatro de los cinco estudios realizados se observaron, en el cuarto de experimentación, eventos negativos muy leves, una investigación futura debería examinar cómo reaccionan las personas auto-compasivas ante eventos más serios y de la vida real, se apuntó en el estudio.

 

“La sociedad Americana ha invertido mucho tiempo y esfuerzo tratando de promover la autoestima”, dijo Leary, “cuando la auto-compasión puede ser un ingrediente mucho más importante para el bienestar”.

 


Por: Duke University / 16 Mayo 2007 / ScienceDaily

Link: http://www.sciencedaily.com/releases/2007/05/070516081014.htm