16 Antibióticos y antibacterianos orgánicos que debería de haber en todas las casas

3-antibioticos-naturales-T-ELXxEZ

 

Siempre es una buena idea tener antibióticos orgánicos a la mano, sobre todo si la enfermedad nos visita de imprevisto cuando hay ingredientes que son difíciles de encontrar.

 

A continuación los 16 ingredientes orgánicos que hay que tener disponibles en el botiquín:

 

  1. Píldoras de Aceite de Orégano – En nuestra opinión, esta es una de las mejores opciones de antibióticos a base de hierbas. Es muy potente! Se necesitan 1.000 libras de orégano para hacer sólo 1 libra de aceite de orégano. ¿Qué dice la Investigación?: El Centro Médico Universitario de Georgetown ha probado que el aceite de orégano in vitro contiene la bacteria estafilococo. Ellos encontraron que incluso pequeñas cantidades eran tan eficaces como el antibiótico estándar. Además, una revista de medicina informó acerca de un estudio con el aceite de orégano, el cual mostró propiedades antibacterianas significativos contra 5 especies de bacterias dañinas, especialmente e-coli. El aceite de orégano tiene dos caravacrol compounds- activa y timol. El Dr. Hacha dice en su sitio web que el carvacrol reduce las infecciones bacterianas, infecciones por hongos, parásitos, virus, inflamación, cándida y tumores. Muchas fuentes recomiendan tomar aceite de orégano por sólo 2-4 semanas. Pero es recomendable tomarlo en píldora debido a la fuerte naturaleza de la misma. La marca Gaia de aceite de orégano es una sugerencia. El aceite de orégano también es antiviral y antifúngica.
  2. Hojas de Olivo – La hoja de olivo es proveniente del árbol del olivo y es una alternativa muy popular de antibióticos a base de hierbas. ¿Qué dice la Investigación?: Mientras que algunos estudios muestran que no se trata de un amplio espectro de alternativa como antibiótico, otros estudios muestran actividad contra bacterias estomacales nocivas, así como el MRSA a menudo resistente a los antibióticos. La hoja de olivo también es antiviral y antifúngica.
  3. Dientes de ajo – El ajo es rico en antioxidantes. Uno de los componentes activos conocidos del ajo es la alicina, que se puede encontrar en el ajo recién triturado. Sin embargo, otras partes trabajan claramente en sinergia para producir efectos beneficiosos del ajo, ya que incluso de ajo envejecido muestra beneficios para la salud prometedores. ¿Qué dice la Investigación?: Muchos estudios confirman sus propiedades antimicrobianas. Un estudio demostró que el ajo mejora la acción del antibiótico gentamicina, e incluso negando sus efectos negativos en los riñones. Otro estudio mostró que el ajo acorta el resfriado común, y la Universidad de Maryland informa que puede reforzar el sistema inmunológico. El ajo también es antifúngico y antiviral.
  4. Goldenseal – Esta es una hierba muy astringente, y es de uso frecuente para las infecciones de las membranas mucosas. También se utiliza para la inflamación. El Goldenseal contiene alcaloides antimicrobianos, el principal es la berberina. El Goldenseal de hecho obstaculiza las bacterias que se adhieran a las superficies de tejido. El Goldenseal también es antifúngico, anti-diarreico. ¿Qué dice la Investigación?:  La Universidad de Carolina del Norte confirma su actividad contra el MRSA. En otro estudio, el Centro Agrícola de Egipto realizó una prueba con pescado infectado con bacterias. Un grupo recibido antibióticos, y otro recibió el Goldenseal. El pescado que fue tratado con antibióticos tenía una tasa de recuperación del 84%, mientras que los tratados con el Goldenseal tenían una tasa de recuperación del 87%.
  5. Vitamina C – Cuando el cuerpo tiene altos niveles de vitamina c, la inmunidad se incrementa. Cuando la enfermedad y el estrés están presentes, los niveles de vitamina c se agotan. Por lo tanto, el sentido común nos dice que poner atención a los niveles de vitamina C es de suma importancia, sobre todo cuando uno está bajo algún tipo de estrés. ¿Qué dice la Investigación?:Un grupo de investigadores de la Einstein College of Medicine en Nueva York Albert, encontró que la vitamina C mató a una cultura resistente in vitro, y se encontró que no podía desarrollar una resistencia a la vitamina c.
  6. Tintura de Echinacea – Es antibacterial; respiratorio, digestivo y genitourinario. Excelente para el dolor de garganta.
  7. Andrographis paniculata – Es antibacterial; combate infecciones del tracto respiratorio superior y los problemas de los senos paranasales. Dolor de garganta, tos, dolor de cabeza.
  8. Miel de Manuka – Es antibacterial, excelente para las heridas y el MRSA.
  9. Propóleo de abeja – antibiótico, anti-inflamatorio y anti-viral; infecciones respiratorias.
  10. Plata coloidal – Antibiótico; combate dolencias respiratorias superiores, dolor de muelas. Se ha demostrado que la plata coloidal puede matar a más de 600 cepas de gérmenes diferentes. También se puede utilizar para las infecciones del oído y la sinusitis.

Se ha investigado que combate el dolor de muelas cuando se trató con otros remedios que sólo enmascaran el dolor una solución de plata coloidal en la boca, durante varios minutos al día, calma el dolor. Se recomienda usar la marca Sovereign Silver porque es fácilmente absorbible pero si no la encuentras no dudes en utilizar cualquier otra marca conocida o hacer la tuya! Hay un gran número de tutoriales en YouTube que te pueden enseñar cómo hacerla.

  1. Uva de Oregon – Es antibacterial; ayuda al intestino y el tracto urinario.
  2. Aceite de árbol de té; Es eficaz contra levaduras y hongos, e infecciones bacterianas.
  3. Extracto de semilla de toronja – Es antibiótico de amplia cobertura, fungicida, antiviral y antiparasitario.
  4. Forsythia suspensa – Es antibiótico de amplia cobertura
  5. Coenzima Q10 – Es antibiótico; apoya al sistema respiratorio superior. Apoya en bronquitis.
  6. Bromelina – Es antibiótico; apoya al sistema respiratorio superior. Y bronquitis

 

Fuente: HealthyHolisticLiving.com