Cinco tipos de vientre según los expertos

 

Picture1 

 

Tener el vientre plano es un sueño de todas!!!

Si no estás en este grupo de personas, no te preocupes porque los expertos han inventado 5 tipos de vientres y soluciones para ayudar a deshacerse de él de acuerdo a cada tipo. Ve el artículo y encuentra qué tipo de grasa en el vientre tienes y cómo eliminarla.

 

  1. Vientre en forma de llanta de repuesto.

En este grupo se encuentran las personas que la mayoría del tiempo se la pasan sentados en su trabajo, ó en el sofá, o las personas que son “comedores emocionales”. Este tipo de grasa en el vientre es generalmente ocasionada por exceso de azúcar y el consumo de hidratos de carbono, tales como pasteles, pan blanco, pasta y alcohol.

 

Si deseas reforzar tu estómago y deshacerte de los depósitos de grasa, debes evitar el consumo de alcohol y bocadillos. Trata de consumir alimentos sanos, ser físicamente más activa, salir a dar largos paseos por ejemplo, o utiliza las escaleras en lugar del ascensor.  Entrenamiento cardiovascular. El yoga también puede ser muy beneficioso.

 

  1. Vientre causado por el estrés

Las personas de este grupo son generalmente personas muy ambiciosas e incluso perfeccionistas. También tienen el sistema digestivo sensible acompañado por el síndrome del intestino irritable y la hinchazón que hace que el estómago se vea aún peor.

 

La grasa se encuentra en la parte media del estómago alrededor del ombligo. Cuando estamos estresados, producimos cortisol, una hormona que estimula el cuerpo para retener la grasa alrededor del abdomen. Este tipo de estómago también es muy duro al tacto.

 

Si estás en este grupo, hay que ir a la cama temprano y dormir más. La privación de sueño altera la producción de leptina, una hormona que es responsable de la regulación del apetito y el metabolismo. También debes descansar más, hacer ejercicios regulares, la práctica del yoga, dar largos paseos, nadar, hacer meditación y tomar un baño antes de ir a dormir. Limita el consumo de café y consume más té de manzanilla.

 

  1. Vientre “De Mochilita”

En este grupo suelen pertenecer madres o mujeres con carrera profesional. A menudo, las mujeres con este tipo acumulan grasa en el estómago bajo / abdomen inferior, incluso si están a dieta o ejercicio intenso. Si tienes este tipo de vientre hay que hacer cambios en la dieta, elegir productos que contengan una gran cantidad de fibra y verduras de hoja verde, cereales integrales y beber mucha agua.

 

Los ejercicios abdominales no son la mejor opción para ti. Intenta con el ejercicio isométrico que sirve para fortalecer los músculos. Acuéstate boca abajo y apóyate en los antebrazos. Empuja lejos del piso, haz plancha para que tu cuerpo esté paralelo al suelo. Trata de hacer este ejercicio durante 10 segundos, en un principio, y después de un tiempo tratar de hacerlo durante un minuto.

 

  1. Vientre de nueva mamá

Si estás en este grupo, consume alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 y ácidos grasos omega-6 (el aceite de linaza es una excelente fuente de estos ácidos). Además, debes incluir frutos secos (nueces, almendras, avellanas) aceite de oliva y las aceitunas en tu dieta diaria. Estos alimentos te ayudarán a perder peso y mejorarán la absorción de los nutrientes de los alimentos. Puedes hacer los ejercicios de Kegel, ya que pueden ayudar a reducir la grasa del vientre de adentro hacia afuera. Haz 5 series de 15 a 20 repeticiones al día. Debes evitar estrictamente hacer ejercicios abdominales después del parto debido a que los músculos situados en la línea media del abdomen se separan y se necesita algún tiempo para que puedan recuperarse. Trata de respirar profundamente mientras estás de pie y exhala lentamente mientras haces estos ejercicios.

 

  1. Vientre hinchado

El vientre hinchado es causado por gases o problemas de digestión. Esto se debe a que comes la misma comida todo el tiempo y tu cuerpo no absorbe bien. El gluten de trigo y la intolerancia son las causas más comunes de la inflamación de los intestinos. Es por ello que tu estómago se ve más grande de lo que realmente es. Por lo tanto, debes tratar de averiguar qué alimentos no son buenos para tu estómago y tratar de tener una dieta variada.

 


 

Fuente: Just Natural Life

www.timefornaturalhealthcare.com