GALLETAS DE MANTEQUILLA DE NUEZ DE LA INDIA (PALEO, VEGANO)

receta2

Tienen un sabor tan parecido a una “verdadera” galleta de chocolate, pero son aún más rápidas para preparar gracias a su corta lista de ingredientes.

 

Estas galletas tienen una mejor textura a temperatura ambiente y tienen mejor sabor que una galleta tradicional. Están buenisimas!

 

Lo mejor de todo, estas galletas se pueden hacer sin huevo como opción vegana sustituyendo con chía. Son un poco más frágiles que la versión hecha con huevos, pero su sabor es tan delicioso!

 

Galletas de mantequilla de nuez de la india

Para 24 galletas

 

Ingredientes:

 

1 frasco de crema de mantequilla de nuez de la india *

3/4 de taza de azúcar de coco

2 huevos (o semillas de chía)

1 cucharadita de extracto de vainilla

1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio

1/4 de cucharadita de sal marina

1 taza de chips de chocolate oscuro (opcional)

 

* Utiliza la opción de mantequilla de nuez de la India de la más natural que encuentres, que entre sus ingredientes únicamente contenga las nueces y endulzantes naturales. La mantequilla de nuez de la india cruda o tostada puede resultarte cara para utilizar en esta receta de galletas, pero para una ocasión especial puedes guardar tu dinero y simplemente disfrutar de estas galletas. O puedes hacer tu propia mantequilla, si lo prefieres, también!

 

Instrucciones:

 

Precalienta el horno a 350F y pon en una bandeja para hornear papel encerado. (Si así lo prefieres, puedes engrasar la bandeja generosamente con aceite de coco.) En un tazón grande, combina todos los ingredientes a excepción de los chips de chocolate y revuelve bien hasta que se forme una masa pegajosa. Hasta que la masa esté bien integrada esparce los chips de chocolate y luego con una cuchara toma una porción y dejar caer la masa sobre la bandeja para hornear.

 

Usa tus dedos (si los mojas ayudará a evitar que se peguen) para presionar suavemente la masa hacia abajo y formar una galleta, ya que estas galletas sólo se extienden ligeramente.

Hornear de 10 a 12 minutos, hasta que las galletas estén ligeramente doradas. Deja enfriar en el molde durante 10 minutos, y luego transferir a una rejilla para que se enfríen completamente.

 

Servir a temperatura ambiente, o guardarlas en el congelador hasta que obtenga una textura firme y crujiente.


 

FUENTE: The Detoxinista