Churritos arcoiris

recetas churritos arcoiris

Estos churritos crujientes hechos de verduras son de los favoritos entre los niños en nuestra casa. Mientras que nos encantan las papas, otros tubérculos ofrecen mucha más nutrición, color y variedad. Nuestros crujientes churritos arcoíris con una deliciosa combinación de diferentes tubérculos cortados en tiritas enchinadas y horneadas, creando un delicioso y saludable snack o acompañamiento para cualquier platillo!

Para esta receta utilizamos un camote, que es amarillo, una papa, que es blanca, una zanahoria, que es naranja y un betabel, que es rojo. Todos tienen diferente textura, sabor y color, lo que hace que estos churritos sean súper divertidos y sabrosos.

La primera vez que hice esta receta usé mi spiralizer manual, pero la dura textura del camote no me permitió hacerlo bien. La siguiente vez usé un rebanador en espiral de vegetales y tuve mayor éxito. La clave es usar verduras más grandes y poner presión en la manija para hacer espirales más grandes.

Una vez que tus vegetales están cortados, agrégales una o dos cucharadas de aceite de aguacate o de coco y sazónalos con sal y pimienta al gusto. Para mí lo más fácil es hacerlo adentro de una ziploc para que se mezcle bien. La siguiente parte es hacerlas crujientes. Coloca papel encerado en una charola para hornear y esparce los espirales uniformemente para que tengan espacio. Podrías llegar a necesitar dos charolas, mientras más separados estén los espirales, más crujientes quedarán.

Coloca las charolas en el horno precalentado a 200°C y hornea por 15 minutos de un lado. Saca las charolas, voltea cuidadosamente y hornea por otros 10-15 minutos o hasta que se hayan hecho lo suficientemente crujientes. Aquí es importante cuidar que no se quemen.

 


 

Fuente: Super Healthy Kids