Barras de energía de cacahuate

receta barras de energía

Mientras existe una gran variedad de maneras de incrementar tu energía, como aumentar tu consumo de proteína, dormir lo suficiente y reducir el estrés, algo de lo que se habla menos es de apoyar a las glándulas suprarrenales.

Las glándulas suprarrenales, que son dos glándulas endócrinas situadas justo arriba de tus riñones, son responsables de ayudarle a tu cuerpo a lidiar con el estrés. Puesto de una forma muy sencilla, después de un periodo prolongado de estrés, se pueden fatigar y volverse menos capaces de producir las hormonas correctas para mantener tu energía en balance.

Controlar tu dieta no es siempre suficiente para reparar tus suprarrenales, que es donde las hierbas adaptogénicas entran. Una hierba adaptogénica es algo que ayuda a tu cuerpo a adaptarse naturalmente a los estresores físicos. Un ejemplo es la maca, nativa de las montañas andinas de Perú, que ha demostrado que incrementa la energía, y también la libido.

La maca es tan poderosa que sólo necesitas ½ – 1 cdita al día, y puedes agregarla a lo que horneas, a tus smoothies, o a estas barras de energía hechas en 5 minutos. Ya que la maca tiene propiedades que te dan energía, no recomiendo comer estas barras después de cenar o antes de dormirte.

 

Para 5 barras

Ingredientes

  • ¾ taza de avena
  • ¼ taza de mantequilla de almendra crujiente
  • ¼ taza de semillas de chía
  • 1 cda de jarabe de maple
  • 1 cda de proteína en polvo sabor vainilla
  • 1 cdita de canela
  • 1 cdita de extracto de vainilla
  • 1 cda de polvo de maca
  • ¼ taza de agua

Preparación

  1. Coloca todos los ingredientes en el procesador de alimentos, y pulsa hasta que quede bien combinado. La mezcla deberá quedar pegajosa y fácil de presionar para formar barras individuales.
  2. Forma la masa en barras y colócalas en el refrigerador por 30 minutos. Si planeas guardarlas por más de 4 días, guárdalas en el congelador.

Nota: El tipo de proteína en polvo que utilices afectará el resultado. Encuentro que mientras menos ingredientes tenga, mejor. Y en cuanto a sabor, cuando no tiene vegetales añadidos sabe mejor. Si decides no utilizar proteína en polvo, puedes usar menos agua.

 


 

Fuente: MindBodyGreen