¿Podría Ser el Final de Esta Neurotoxina que Causa Dolores de Cabeza?

sabiasque_pepsi
Diet Pepsi está tratando de reparar su imagen, y anunció que a partir de agosto ya no contendrá el endulzante artificial aspartame, PepsiCo.

La decisión se produjo en respuesta al declive de las ventas, que refleja las preocupaciones de los consumidores sobre los riesgos de salud del aspartame, que incluye la investigación que muestra que el aspartame es un agente cancerígeno multipotencial.

Está claro que es un paso en la dirección correcta y hemos proporcionado gran parte del ímpetu ya que nuestro sitio aparece en segundo lugar en Google sobre el aspartame y muchas publicaciones, como el LA Times, reconoce nuestros méritos por hacer conciencia.

Es una pequeña victoria, ya que la empresa planea reemplazar el aspartame con sucralosa, también conocido como Splenda.

La ironía de esto no ha pasado desapercibido. El 26 de abril, US Right to Know tuiteó el siguiente mensaje: “#DietSodaScam: @PepsiCo cambiar de aspartame a sucralosa es como acomodar las sillas de la cubierta del Titanic).”

De hecho, la sucralosa está relacionada con muchos de los mismos efectos adversos que el aspartame, incluyendo:

Dificultades respiratorias Migrañas/dolores de cabeza Convulsiones
Problemas gastrointestinales Palpitaciones del corazón Aumento de peso

La investigación publicada en el Diario de Toxicología y Salud Ambiental en 2008 también descubrió que la Splenda:

Reduce las bacterias intestinales benéficas en un 50 por ciento

Aumenta el nivel de pH en los intestinos

Afecta una glicoproteína que puede tener efectos importantes para la salud, sobre todo si está tomando ciertos medicamentos, ya que puede causar rechazo de los medicamentos como la quimioterapia, tratamientos contra el SIDA y los tratamientos para enfermedades cardiacas

Es absorbida por la grasa (contrariamente a las afirmaciones anteriores)

Pepsi Simplemente Está Cambiando un Endulzante Peligroso por Otro

Realmente es un volado en cuanto a qué endulzante artificial podría ser mejor o peor que el otro, pero el hecho de que la sucralosa puede destruir hasta la mitad de sus microbios intestinales benéficos es sin duda alguna un punto de venta para los consumidores conscientes, ya que estas bacterias son una parte vital de su sistema inmunológico y ayudan a mantener su salud general– tanto física como mental.

Según una recientes investigación dañar su microflora intestinal también es uno de los muchos mecanismos por los que los endulzantes artificiales causan obesidad y diabetes. Lo más importante es que este estudio en particular en realidad muestra la relación de causalidad.

Específicamente, encontraron que el endulzante artificial sacarina, sucralosa y aspartame causan menor función en las vías asociadas con el transporte de azúcar en su cuerpo. También mostraron inducir la disbiosis intestinal y la intolerancia de la glucosa en personas sanas.

La intolerancia a la glucosa es un precursor conocido de la diabetes tipo 2, pero también desempeña un papel en la obesidad, debido a que el exceso de azúcar en la sangre termina siendo almacenada en sus células de grasa. De acuerdo con los autores de este estudio ampliamente divulgado:

“Demostramos que el consumo comúnmente utilizado de formulaciones de endulzantes artificiales no calóricos impulsa el desarrollo de intolerancia a la glucosa al provocar alteraciones de composición y funcionales en la microbiota intestinal…

En conjunto, nuestros resultados vinculan el consumo de edulcorantes artificiales no calóricos (NAS) con la disbiosis y anormalidades metabólicas, lo que solicita una reevaluación del uso masivo NAS.”

Diet Pepsi Seguirá Conteniendo Ace-K

Diet Pepsi también seguirá conteniendo el pesimamente probado acesulfame de potasio (Ace-K), que se ha relacionado con problemas renales. En general, creo que TODOS los endulzantes artificiales son malas noticias para su salud, y Diet Pepsi todavía contendrá dos de ellos. Reemplazar el aspartame por sucralosa de ninguna manera hace que Diet Pepsi sea “mejor.”

Simplemente están reemplazando un ingrediente peligroso por otro, y es sólo cuestión de tiempo antes de que los consumidores se den cuenta del engaño. Puede ser que el aspartame haya recibido mucha más mala prensa que cualquiera otros endulzante artificial porque (en mi opinión) es el peor de los endulzantes artificiales, pero los estudios también han encontrado consistentemente daño de otros endulzantes sin o bajos en calorías.

Esto es particularmente cierto cuando se trata de los efectos de los endulzantes artificiales en su peso. Los estudios también han demostrado que los endulzantes artificiales empeoran su sensibilidad a la insulina en un grado mayor que el azúcar, y que los animales alimentados con endulzantes artificiales desarrollan una respuesta metabólica dañada al azúcar real.

Los endulzantes artificiales también promueven otros problemas de salud asociados con el consumo excesivo de azúcar, incluyendo la enfermedad cardiaca, derrame cerebral, y la enfermedad de Alzheimer.

Muchas publirrelacionistas que insisten en que no hay “ninguna base científica” para las afirmaciones de daños convenientemente ignoran o tratan de difamar y restar importancia a los muchos estudios que en realidad si muestran daño, como los estudios sobre el cáncer mencionados anteriormente.

Hay una serie de grupos de fachada de la industria que trabajan para dar forma y moldear la percepción pública de “los hechos,” que incluye que estudios son reales y cuáles no.

Como se ha mencionado anteriormente, el Consejo de Control de Calorías es una asociación de grupos de fachada que representa a los fabricantes y proveedores de alimentos y bebidas bajas en calorías, sin azúcar y reducidos en azúcar. Es, por supuesto, un firme defensor de la seguridad y eficacia del aspartame para el control de peso y de la diabetes, y se apresura a descartar cualquier investigación que sugiera lo contrario.

Lo que muchas personas no saben es que el Consejo de Control de Calorías tiene fuertes lazos con la Compañía Kellen, que es fundamental en la creación y gestión de grupos de fachada de la industria, creado específicamente para confundirlo sobre el producto en cuestión, proteger las ganancias de la industria e influir en los organismos reguladores.

Los defensores de aspartame también dejar de admitir que el aumento de peso y la resistencia a la insulina en realidad son efectos perjudiciales para la salud–un ingrediente no tiene que ser muy tóxico o directamente cancerígeno para ser un peligro para la salud.

Cuando se trata de soda de dieta, este problema es particularmente pertinente, ya que las compañías de sodas de hecho promocionan las bebidas de dieta como una forma de bajar de peso, o por lo menos, para evitar el aumento de peso, a pesar de que no hay absolutamente ninguna base científica sólida de dicha afirmación.

El Uso de la Palabra ‘Diet’ en los Productos para Bajar de Peso Es Engañosa, Falsa y Fraudulenta

La publicidad engañosa está prohibida por la ley federal y el término “diet” sólo se permite en las marcas o etiquetas cuando no es falsa o engañosa. A la luz de la creciente investigación que muestra que los endulzantes artificiales en realidad aumentan sus posibilidades de aumentar de peso en lugar de ayudar a perderlo, el grupo de consumidores de US HRight to Know (US RTK) le ha solicitado a la Comisión Federal de Comercio (FTC) y a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) que investigue a Coca-Cola Co., PepsiCo. Inc., y a otras empresas debido a la publicidad engañosa.

La carta de RTK a la directora Jessica Rich de FTC, con fecha de 9 de abril de 2015, indica:

“Su uso de la palabra” dieta “para promover estos productos parece ser engañosa en virtud del artículo 5 de la ley 2 de la Comisión Federal de Comercio, según la interpretación de la Comisión en su ‘Declaración sobre el engaño’, 3 porque la evidencia científica sugiere que los endulzantes artificiales contribuyen al aumento de peso, no a la pérdida de peso…

Solicitamos que la Comisión realice esta investigación con urgencia, dada la posibilidad real de perjuicio a los consumidores, ya que las empresas están promocionando sus productos para la pérdida de peso, cuando en realidad puede ser que contribuyan al aumento de peso. Tal aumento de peso aumenta el riesgo de enfermedades graves, como la diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.”

Según Gary Ruskin, director ejecutivo de US Right to Know:

“La sustitución del e aspartame por sucralosa es como reorganizar sillas en la cubierta del Titanic. El problema más grande es que PepsiCo está vendiendo un producto como “diet” que bien puede causar aumento de peso. Ellos no resuelven ese problema. Le hemos solicitados a la FTC y la FDA que eliminen lo que parece ser un fraude al consumidor. Tenemos la esperanza de que entenderán a los consumidores y que hagan lo correcto.”

En la petición de los ciudadanos a la FDA, US RTK le solicita a la agencia emitir cartas de advertencia a Coca-Cola y Pepsi, concluyendo que las bebidas son mal etiquetadas, porque el uso de la palabra “diet” es falsa y engañosa. RTK también le está solicitando a la FDA investigar el uso del término “diet” en otros alimentos y bebidas que contengan endulzantes artificiales.

 


 

Fuente: Dr.Mercola