Galletas saludables de doble chocolate

galletas saludables de doble chocolate

Estas galletas están hechas de ingredientes 100% enteros – sin harina, sin aceite y sin azúcar añadidos! Pero no dejes que estos ingredientes saludables te decepcionen. Estas galletas igual tienen un delicioso sabor y textura, casi como un brownie en forma de galleta.

Basé esta receta en mis galletas favoritas de la infancia, y como fueron un gran éxito, pensé en hacer esta versión de chocolate. Para esta versión, agregué una dosis generosa de polvo de cacao, y nueces.

Agregar chispas de chocolate amargo a las galletas le añade un poco de azúcar a la ecuación, pero igual creo que el resultado vale la pena. Mientras más chocolate, mejor! Sin embargo, para una receta completamente libre de azúcar, omite las chispas de chocolate y siéntete libre de agregar cualquier extra que se te antoje: frutas secas, nueces o nibs de cacao son todas excelentes opciones. ¡Disfruta!

Ingredientes

  • 1 ½ taza de nueces partidas a la mitad
  • 1 taza de dátiles Medjool sin hueso (alrededor de 12)
  • 6 cdas de polvo de cacao
  • ¼ cdita de sal
  • ½ cdita de polvo para hornear
  • 1 cdita de vainilla
  • 1 “huevo” de chía o linaza (1 cda de semillas de chía o linaza molidas + 3 cdas de agua)
  • ½ taza de chispas de chocolate amargo (opcional)

Instrucciones

  1. Precalienta el horno a 180°C y coloca una hoja de papel encerado sobre una charola para hornear. En el procesador de alimentos, procesa los dátiles y las nueces juntos hasta que se forme una especie de pasta. Agrega el polvo de cacao, la sal, el polvo para hornear, la vainilla, y el “huevo” de chía o linaza y procesa otra vez hasta que la masa esté relativamente homogénea, un poco más pegajosa que la típica masa de galletas.
  2. Agrega las chispas de chocolate y pulsa brevemente, sólo para combinar.
  3. Coloca la masa a cucharadas sobre la charola para hornear, y utiliza tus manos para aplanar suavemente la masa. Estas galletas no se esparcen mucho, así que asegúrate de que las galletas se ven como quieres que se vean cuando salgan del horno. (Tip: moja tus manos para evitar que se les pegue la masa). Hornea a 180° por 12 a 15 minutos, o hasta que las orillas estén firmes y tu cocina huela a brownies. Deja que se enfríen en la charola por 10 minutos, y luego transfiere las galletas a otra charola para que se enfríen por completo.
  4. Sirve de inmediato y guarda las sobras en un contenedor en el refrigerador o congelador para alargar su vida. Estas galletas deberían durar una semana en el refrigerador, o hasta varios meses en el congelador.

 


 

Fuente: detoxinista.com