Efectos secundarios de la stevia: ¿Buenos o malos?

stevia

He estado investigando sobre varias preguntas sobre stevia últimamente y he encontrado varios artículos y otras fuentes en línea que dicen que stevia podría tener algunos efectos secundarios negativos.

¿Pero stevia no es una hierba? ¿Y no se supone que las hierbas son buenas para nosotros? ¿Por qué tanto alboroto?

Voy a contestar todas sus preguntas en este artículo y a exponer tanto los efectos negativos como positivos de stevia y cómo afecta tu salud.

 

¿Qué es stevia en realidad?

Stevia es una planta herbal y existen más de 200 especies de stevia creciendo en Sudamérica. Lo que hace que las hojas de stevia sean dulces son dos glucósidos – el esteviósido y el rebaudiósido. El esteviósido es dulce pero tiene un regusto amargo del que muchos se quejan al consumir stevia, y el rebaudiósido sabe mejor, es más dulce y menos amargo. La mayoría de los productos de stevia más “crudos” y menos procesados contienen ambos endulcorantes, y los formas más procesadas de stevia, como Truvia, sólo contienen rebaudiósido; la parte más dulce de la hoja de stevia.

Como estás a punto de ver en el artículo, usar la hoja “completa” de stevia que también contiene esteviósido trae muchos beneficios de salud, pero usar algunas marcas de stevia que han sido procesadas y adicionadas con algo no es tan buena opción.

 

No toda la stevia es creada igual.

Aquí está lo que necesitas saber sobre las diversas marcas de stevia. Existen tres categorías principales que es importante que conozcas.

  1. Stevia de hoja verde – Es la menos procesada de todos los tipos de stevia. Básicamente las hojas se secan y se muelen en polvo. Este es el tipo de stevia que ha sido utilizada en Japón y Sudamérica por siglos como un endulcorante natural y un remedio de salud. Esta versión de stevia es dulce, un poco más amarga y no tan potente como otros productos de stevia. Este tipo de stevia es alrededor de 30-40 veces más dulce que el azúcar. Es el tipo de stevia que yo recomiendo, pero para usar con moderación.
  2. Extractos de stevia – Algunas marcas de stevia hoy en día extraen la parte más dulce y menos amarga de la hoja de stevia (rebaudiósido), que no contiene los mismos beneficios de salud que el esteviósido. Este tipo de stevia puede ser una mejor opción que otros endulcorantes regulares, pero todavía no existen muchos estudios disponibles que muestren sus efectos. Este tipo de stevia es alrededor de 200 veces más dulces que el azúcar.
  3. Stevia y Truvia alteradas – Este es el tipo de stevia del que prefieres mantenerte alejado, ya que ni siquiera es stevia en realidad. El problema con este tipo de productos es el proceso por el que pasan y sus ingredientes adicionados. Según la patente de Estados Unidos de la Coca-Cola Company, Truvia pasa por un proceso de 42 pasos para hacer este endulcorante procesado. Primero, se extrae el rebaudósido de la hoja de stevia, luego se le agregan solventes químicos, como el acetonitrilo, que es tóxico para el hígado y es un cancerígeno. Entonces agregan un derivado de maíz genéticamente modificado, el eritrol. Truvia y otros productos de rebaudósido son 400 veces más dulces que el azúcar.

Además, existen muchos otros productos de stevia que contienen aditivos, como azúcar y dextrosa, que vienen del maíz genéticamente modificado.

Este punto no puede ser enfatizado lo suficiente: no todos los productos de stevia son creados de la misma manera. Existe una gran diferencia entre consumir stevia real y la químicamente procesada Truvia.

 

Investigación sobre stevia

En relación a lo positivo, hemos encontrado que existen varios estudios (322 para ser exactos) evaluando la habilidad de stevia como remedio.

En general, es aceptado que esta hierba llena de sabor puede ayudar a los niveles de azúcar en la sangre, pérdida de peso, y más recientemente, incluso cáncer. Los beneficios de stevia son de hecho por dos lados:

  1. Existen propiedades medicinales de la planta en sí misma que ayudan a sanar.
  2. La gente que usa stevia en lugar de azúcar blanca está evitando una de las principales causas de la mayoría de las enfermedades como diabetes, obesidad, enfermedades del corazón y cáncer, por lo que son infinitamente menos propensas a enfermarse.

Aquí hay algunas de las investigaciones más prometedoras:

Hace dos años, Nutrición y Cáncer destacó un estudio pionero que, por primera vez, conectaba el consumo de stevia con la reducción de cáncer de seno. Se observó que el esteviósidomejora la apoptosis (muerte celular) del cáncer y disminuye ciertas vías de estrés en el cuerpo que contribuyen al crecimiento del cáncer.

La revista Food Chemistry publicó en primavera un estudio de Croacia que demuestra que cuando se le añade stevia a las mezclas naturales que matan al cáncer de colon, como la hoja de zarzamora, los niveles de antioxidantes se van por los cielos.

Un artículo publicado en el Journal of Dietary Supplements el pasado Abril evalúa cómo stevia afecta a ratas diabéticas. Se descubrió que las ratas tratadas con entre 250 y 500 mg/kg diariamente reducían “significativamente” los niveles de azúcar en la sangre en ayuno y la resistencia a la insulina equilibrada, los triglicéridos y la fosfatasa alcalina (que se eleva en pacientes con cáncer).

Otros estudios han encontrado que stevia puede ayudar a mejorar los niveles de colesterol y la presión sanguínea.

En el lado negativo de las cosas, existe un solo estudio que indica que consumir stevia en muy grandes cantidades puede afectar las hormonas porque sus glicósidos tienen una estructura similar a las hormonas vegetales como las giberelinas. Pero existen varias hierbas como el ginkgo biloba que también tienen esto y cuando se consumen en moderación no causan problema alguno. Y existen estudios adicionales que no han encontrado efectos de stevia sobre las hormonas.

Los mejores endulcorantes naturales

A la mayoría de las personas les va bien con stevia, pero es importante que escuches a tu cuerpo, ya que stevia es una hierba y todos los cuerpos reaccionan diferente. Si no te encanta su sabor salado (casi picante), existen otras opciones de endulcorantes naturales que podrías probar:

  1. Miel cruda local – En mi opinión, es el endulcorante más sano y (por lo tanto) el mejor. Los beneficios de salud de la miel son absolutamente asombrosos. He estado revisando la literatura científica sobre la miel y he descubierto que tienen muchos beneficios medicinales. Mi manera favorita de usar la miel es mezclándola con un poco de canela orgánica molida para prevenir alergias de temporada.
  2. Dátiles – El segundo endulcorante más saludable. Mi receta favorita de mousse de chocolate y aguacate utiliza dátiles como endulcorantes y no lo cambiaría por nada!
  3. Hoja de stevia – Cuando compres stevia, la mejor opción es la verde. Recuerda, compra la que menos procesada esté y revisa que no tenga aditivos.
  4. Néctar de coco – La savia de las flores de los árboles de coco se ha convertido en uno de mis endulcorantes favoritos. Es relativamente nueva en el mercado, pero en las islas la han disfrutado por siglos. Tiene la consistencia de la miel a temperatura ambiente y es una fuente abundante de minerales, 17 aminoácidos y vitaminas B. La mejor parte de esto es que no está procesada. Au naturel!

Al final del día, ningún endulcorante es perfecto, pero definitivamente unos son mejores que otros. Recuerda que TODOS deben ser usados con moderación y en algunos casos hasta eliminados por un tiempo.

Mientras más compañías empiecen a usar stevia o alguna versión sintética de ella en sus productos, probablemente empezarás a leer más información negativa acerca de ella. Asegúrate de elegir una buena marca que no incluya aditivos o rellenadores, utilízala en pequeñas cantidades, y escucha a tu cuerpo.

 


 

Fuente: Dr.Axe