¿Cuál de estos aceites de cocina está destruyendo tu salud? (la verdad te sorprenderá)

aceites

Algunos de estos aceites son saludables y otros nada saludables y hasta dañinos – aceite de soya, de oliva, de coco, de maíz, etc… Veámoslos más de cerca.

Hoy quería compartir con ustedes mi opinión sobre un tema que es confuso para la mayoría de la gente: ¿Por qué hay aceites y grasas que usamos para cocinar, hornear y preparar alimentos que son dañinos para el cuerpo, y otros que son saludables?

Esto es lo que pasa…

Mucha gente cree que cualquier cosa que diga “aceite vegetal” es bueno para ella. ¡Nada que ver!

La mayor parte de lo que está etiquetado como “aceite vegetal” es simplemente aceite de soya altamente refinado (procesado utilizando calor, presión y solventes industriales, como el hexano)… algunas veces también puede ser aceites altamente procesados de semilla de algodón, maíz, semilla de uva, u otros aceites.

En la mayoría de los casos, casi todos estos aceites no son saludables para ti. Aquí te explico por qué.

Si compras alimentos procesados o fritos, puedes estar seguro de que estos aceites fueron utilizados para preparar tus alimentos (o aún peor, las versiones hidrogenadas de estos aceites, también conocidas como grasas trans).

Incluso quizás también compraste estos aceites para cocinar u hornear en casa.

El problema con el aceite de soya, de semilla de algodón, de maíz y otros “aceites vegetales” es que en su mayoría están compuestos por grasas poliinsaturadas (el tipo de grasa más reactivo) lo que hace que sean más propensos a la oxidación y a la producción de radicales libres cuando se exponen al calor o a la luz.

Los aceites procesados poliinsaturados son los más inflamatorios dentro de nuestro cuerpo por su alta reactividad al calor y a la luz. Esta inflamación es lo que causa que se desarrollen la mayoría de nuestros problemas internos como enfermedades del corazón, cáncer y otras enfermedades degenerativas.

Nota: Está bien si una fuente de grasa poliinsaturada no está procesada como en los alimentos enteros como varias nueces y semillas. En este caso por lo general no es inflamatorio (siempre y cuando no sea expuesto a altas temperaturas), y las nueces son una gran fuente de grasas poliinsaturadas saludables. Por cierto, los ácidos grasos Omega-6 y Omega-3 son ambos poliinsaturados, y un balance de aproximadamente 1:1 a 3:1 de Omega-6 a Omega-3 es considerado lo más saludable.

Tu mejor opción es elegir nueces y semillas crudas cuando sea posible para evitar la oxidación de grasas poliinsaturadas que puede ocurrir cuando se rostizan las semillas y nueces.

Sin embargo, todos los aceites vegetales mencionados anteriormente son por lo general altamente refinados durante su proceso, lo que los hace altamente inflamatorios incluso antes de que los uses para cocinar (lo que hace que sean todavía más dañinos).

Aquí está el orden de estabilidad de los tipos de grasas bajo el calor y la luz (de lo menos estable a lo más estable):

  1. Poliinsaturadas
  2. Monoinsaturadas
  3. Saturadas

Aquí hay algo que los principales profesionales de la salud jamás te dirán: Las grasas saturadas son las más sanas para cocinar.

¿Por qué? Porque son mucho más estables en condiciones de cocina y menos inflamatorias que los aceites poliinsaturados al cocinar.

Es por eso que los aceites tropicales como los de palma y de coco (e incluso grasas animales como la manteca y la mantequilla son mejores para cocinar… tienen muy pocos poliinsaturados y están compuestos en su mayoría por grasas saturadas naturales, que son las menos reactivas a la luz/calor y por lo tanto las menos inflamatorias en tu cuerpo para fines de cocina.

Es también por eso que la mantequilla natural (no la margarina) es una de las mejores grasas para cocinar. Todo va en contra de lo que escuchas en las pláticas sobre salud, porque la mayoría de los profesionales de la salud no entienden por completo la bioquímica de las grasas, y equivocadamente creen que las grasas saturadas son malas para ti, cuando en realidad son neutrales en la mayoría de los casos, y las grasas saturadas de los aceites tropicales son hasta buenos para ti ya que contienen casi puros triglicéridos de cadena media, que hacen falta en la mayoría de las dietas de la gente.

El ácido láurico es uno de los triglicéridos de cadena media más abundante en los aceites tropicales y es conocido por fortalecer el sistema inmune. El ácido láurico incluso está siendo estudiado actualmente por sus propiedades para controlar enfermedades contagiosas.

Para resumir, las mejores grasas para cocinar y hornear son la mantequilla y los aceites tropicales como el de palma y el de coco. A mí también me gusta el aceite de aguacate y el de macadamia para hornear ya que son casi por completo monoinsaturados y relativamente estables para hornear, además de que agregar un gran sabor!

Los aceites mayormente poliinsaturados como el de soya, maíz, semilla de uva, semilla de algodón, etc son los menos saludables para cocinar y hornear.

Mis opciones para los aceites de cocina más saludables son:

  • Aceite de coco virgen (muy estable a temperaturas medias y altas y contiene grasas saludables)
  • Mantequilla real (la de vaca de libre pastoreo es de hecho saludable y contiene nutrientes importantes como la vitamina K2, Omega 3s, y Ácido Linoleico Conjugado)

Claro, con todo esto dicho, deberíamos de tener en mente que tratar de minimizar nuestro consumo de aceites en la cocina puede reducir las calorías en general. Cocinar con aceites en moderación está bien y puede ayudar a satisfacer tu apetito, pero ten cuidado de no pasarte ya que tiene bastantes calorías.

Además, no te dejes engañar por la mercadotecnia que dice que el aceite de canola es saludable para ti – no lo es!

Disfruta tu aceite de coco y mantequilla de libre pastoreo sabiendo que le estás haciendo bien a tu cuerpo. Sólo asegúrate de mantenerte alejado de los peligrosos aceites vegetales inflamatorios como el de soya, el de maíz, y el de aceite de algodón, que son utilizados en tantos alimentos procesados hoy en día. La mayoría de los aderezos de ensaladas que encuentras en las tiendas están llenos de estos aceites. Así que te recomiendo preparar tus propios aderezos con aceite de oliva extra virgen (y sin calentar).

 


 

Fuente: TruthAboutAbs.com