Los 10 Mandamientos de la Pérdida de Peso Natural

Weight loss

 

Perder peso puede ser difícil, especialmente cuando existe tanta información contradictoria disponible sobre las formas más efectivas de hacerlo. Personalmente creo que cada cuerpo es diferente, por lo que lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra.

Dicho esto, sí creo que existen ciertos fundamentales cuando se trata de perder peso, que he descrito aquí abajo. Algunos pueden funcionarte, y otros no. Está bien! Siempre debes recordar lo que es mejor para tu propio cuerpo – nadie te conoce mejor que tú mismo!

  1. Conoce el agua tibia con limón

Toma esto cuando te levantes en la mañana. Normalmente yo hiervo medio vaso de agua y lo mezclo con media taza de agua fría en un vaso, luego le exprimo ¼ a ½ limón. Cuando tomas esto en ayunas, despiertas a tu sistema digestivo y creas un ambiente más alcalino antes de empezar a digerir cualquier alimento.

  1. Consume proteína en cada comida

Especialmente en el desayuno! La proteína es digerida y absorbida en el cuerpo a una velocidad más lenta, lo que significa que va a proveer una buena y sustanciosa comida y va a hacer que te sientas satisfecho y lleno por más tiempo. También ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre, lo que evita que el cuerpo queme glucosa en lugar de grasa.

  1. Come regularmente

Yo recomiendo tratar de comer 5 veces al día. Desayuno, té de la mañana, comida, té de la tarde y cena. Esto acelera tu metabolismo, lo que a su vez ayuda a tu cuerpo a quemar grasa más rápidamente.

 

  1. Controla tus porciones

Cada comida debería incluir ¼ de proteína (del tamaño de la palma de tu mano), ¼ de carbohidratos complejos (1/2 taza de arroz integral, camotes, quinoa, etc.) y ½ de vegetales (con la excepción del desayuno. Yo por lo general recomiendo evitar los carbohidratos en la cena, ya que tu cuerpo no necesita tanta energía antes de irse a la cama.

  1. Incorpora muchos vegetales y algo de fruta a tu dieta

La comida y la cena siempre siempre siempre deben de incluir muchos vegetales. En ensaladas, al vapor u horneados son mucho mejor. La fruta también es una buena opción para incluir en el desayuno o como snack. Trata de no comer más de dos porciones por día por la fructosa, y evita comer fruta después de una comida o en un estómago lleno, ya que ayuda a la fermentación. La fruta es mejor consumirla con un estómago vacío, a mí me encanta comer cítricos como naranjas o toronjas en la mañana antes de desayunar.

  1. Toma de dos a tres litros de agua DIARIO

Esto puede ser difícil, especialmente si no estás acostumbrado a tomar agua, pero es muy importante. Ayudará a eliminar toxinas y te mantendrá hidratado, lo que ayuda a tu cuerpo a hacer sus propias funciones de limpieza.

  1. Evita los alimentos procesados y artificiales

Estos crean una acumulación tóxica en tu cuerpo y pueden desajustar tus niveles de insulina, así que trata de reducir o si es posible eliminar tu consumo de refrescos, barras de chocolate, frituras, endulcorantes artificiales, pan blanco, arroz blanco, etc.

  1. Reduce el alcohol

Yo sé que es poco realista decir que no al alcohol por completo, por lo que recomiendo reducir el consumo a los fines de semana y limitar la cantidad que tomas. Mientras tu hígado está ocupado procesando el alcohol, le es imposible realizar otros procesos corporales, y el hígado es un órgano muy importante en el proceso de desintoxicación.

  1. Ejercítate

Mi recomendación para esto es de 30 a 45 minutos de ejercicio de 4 a 5 veces a la semana, con una mezcla de cardio y entrenamiento de fuerza. También puedes probar ejercicios de respiración profunda, como yoga, pilates o tai chi.

  1. Descansa

El descanso es tan importante como el ejercicio. Trata de dormir al menos 7.5 horas diarias (lo ideal serían 8 horas). Cuando el cuerpo está completamente descansado, se sana casi solo. El sueño también ayuda a regular las hormonas que afectan y controlan tu apetito.

Fuente: MindBodyGreen