¿Estás cometiendo estos errores comunes con los jugos?

errores con los jugos

Me gusta tanto el jugo verde que me casaría con él si no estuviera ya casada. Cuando veo familias, especialmente niños, tomando jugo verde, mi corazón se derrite, pero cuando veo gente tomando jugo cometiendo algunos errores bastante comunes, me preocupo muchísimo y tengo que ayudar. Es por eso que quiero repasar todos estos errores de los que he sido testigo personalmente, para que con un poco de suerte pueda dejar descansar mi preocupación. Es importante recordar que todos estamos aprendiendo en este gran mundo malo lleno de alimentos procesados, y hacer y tomar jugos es mucho mejor que no hacerlo, incluso si cometes estos errores.

No tomar jugo verde en ayunas

Una amiga blogger empezó a tomar jugos por primera vez hace poco, y cuando se tomó su primer jugo me reclamó que le había causado agruras. Inmediatamente le pregunté si había tomado su jugo en ayunos, y me contestó, “No, me lo tomé después de desayunar.” El jugo fresco sólo debe ser consumido en ayunas. El punto de tomar jugo se reduce si no lo haces, y puedes acabar teniendo problemas digestivos como los que experimentó mi amiga. Tomar jugo con el estómago vacío ayuda a que las vitaminas y minerales en el jugo se vayan directamente a tu torrente sanguíneo. Cuando ya hay fibra o alimentos en tu estómago, éstos evitan que tu cuerpo absorba rápidamente los nutrientes del jugo. Una excelente regla general a seguir es esperar al menos 2 horas después de un alimento para tomar un jugo verde y esperar 20 minutos después de tomarse un jugo verde para consumir un alimento.

Esperar demasiado tiempo para tomar tu jugo verde

Tan pronto como tu jugo fresco se expone al aire, sus enzimas vivas empiezan a degradarse, lo que reduce su contenido nutricional. Yo puedo notar la diferencia inmediatamente sobre cómo me siente después de tomar un jugo fresco con respecto a cómo me siento después de tomar un jugo que lleva más tiempo. Las enzimas vivas de un jugo fresco me dan energía inmediatamente, mientras que un jugo que lleva más tiempo no me da el mismo boost. Por esta razón, yo siempre recomiendo consumir el jugo fresco y en menos de 15 minutos de haberlo preparado. Esto es especialmente importante si haces tu jugo sin usar una licuadora y un colador. Si decides guardar tu jugo por un tiempo, recuerda mantenerlo refrigerado todo el tiempo hasta el momento en el que lo vas a consumir. Es también importante considerar esto cuando compras jugo crudo sin pasteurizar ya hecho porque tan pronto como el jugo empieza a calentarse, las bacterias empiezan a crecer y puede ser dañino para ti.

Usar demasiadas frutas y vegetales dulces en tu jugo verde

Las frutas y los vegetales dulces como la sandía, las manzanas, las peras y las zanahorias son muy nutritivas cuando se consumen enteras, pero si consumes demasiadas de estas hechas jugo, la cantidad de azúcar y fructosa que le estarías añadiendo a tu dieta sería demasiada. Si un jugo tiene demasiada azúcar natural, puede llegar a afectar los niveles de insulina drásticamente, causando antojos y algunas otras cosas no muy agradables, como aumento de peso. Es por esto que recomiendo limitar las frutas y vegetales dulces a 1 por porción. Yo en lo personal ya no agrego fruta a mi jugo verde, pero sí de vez en cuando me encanta agregar una zanahoria (por sus propiedades que fortalecen las pestañas) o un betabel (por sus capacidades desintoxicantes). Las excepciones de esta regla son los limones que son naturalmente bajos en azúcar y no suben los niveles de insulina en la sangre como otras frutas. Si estás tratando de introducir el jugo verde en la dieta de tus hijos puedes empezar con 2 frutas por porción, y luego irlas disminuyendo mientras se acostumbran al sabor.

Tratar el jugo verde como un alimento completo (a menos que estés haciendo ayuno o que lo consumas como snack)

El jugo no es un remplazo de una comida completa, es más bien un apoyo a la comida o un snack. Los jugos son la pastilla de vitaminas de la naturaleza y deben ser consumidos como un suplemento 20 minutos antes de una comida completa. Es realmente difícil consumir la cantidad de vegetales recomendada por la mayoría de los expertos (6-8 porciones) en un día normal. Y es raro que la gente consuma vegetales para desayunar, y por lo general la porción de vegetales durante la comida es un pedazo de lechuga o de jitomate en un sándwich; pero se necesitan varios vegetales para hacer un vaso de jugo de 250ml lo que equivale a toda tu ingesta recomendada de vegetales en un vaso. Tomar jugo es como tomar vitaminas, pero mucho mejor. Además, tomar jugo antes de una comida reduce los antojos de carbohidratos y azúcares y cambia totalmente tus papilas gustativas para que prefieran alimentos basados en plantas sobre algo pesado o procesado. Los jugos te permiten absorber más vitaminas y minerales de los que absorberías normalmente consumiendo smoothies o frutas y verduras con su fibra. El único momento en el que yo no consumo un alimento después de un jugo es durante un ayuno de jugos.

No masticar tu jugo verde

Los jugos y los smoothies son comida y deberían ser masticados. Es importante llevar el jugo por toda tu boca y mover tu mandíbula hacia arriba y abajo por un par de segundos antes de tragarlo para secretar la saliva que contiene importantes enzimas digestivas. Las enzimas digestivas son cruciales para llevar los nutrientes clave a tus células.

Dejar tu extractor sucio

Yo sé que hacer jugo puede tomar mucho tiempo y todos tenemos una vida ocupada, así que cosas como limpiar tu extractor puede esperar, pero déjame decirte que limpiarlo (o al menos enjuagarlo) te ahorrará a ti y a tus nudillos el trabajo de estarlo tallando más tarde. Cuando sé que no tengo mucho tiempo, pongo todas las partes por separado del extractor en el lavabo y lo dejo remojándose con agua y un poco de jabón – así, cuando regreso a limpiar el extractor, será mucho más fácil. También, para ahorrar tiempo cuando hago jugos en la mañana, lavo los vegetales una noche anterior, lo que elimina este paso del siguiente día y me deja más tiempo para lavar el extractor ahí mismo.

Hacer jugo de kale o espinaca una y otra vez

La variedad es la esencia de la vida, y es clave para hacer jugos correctamente y sanamente para evitar problemas hormonales. Recuerda rotar los verdes (col rizada, acelga, espinaca, hojas de mostaza, col, diente de león, arúgula, etc.) en tu jugo cada semana para evitar la acumulación de ácido oxálico (que afecta la tiroides) y proveer una cantidad balanceada de diferentes vitaminas y minerales para tu cuerpo.

Dejaste de tomar jugos verdes porque escuchaste que los smoothies son mejores (o quizás nunca empezaste)

Yo consumo ambos, smoothies y jugos, pero también sé que no existe otra forma de obtener la extraordinaria cantidad de poderosos nutrientes atrapados en los vegetales verdes que hacerlos jugo. Tomar jugo tiene el poder de hacerte sentir como nunca te has sentido antes – es bastante mágico y algo que yo no cambiaría por ningún smoothie en el mundo. Nuestro suelo está nutricionalmente mermado gracias al uso de pesticidas, semillas genéticamente modificadas, y prácticas convencionales de agricultura, lo que reduce drásticamente la cantidad de vitaminas y minerales que alguna vez estaban disponibles para nosotros. Comer una pieza de brócoli hoy no te brinda la misma cantidad de nutrientes que hace 20 años. Es crucial que compensemos este hecho tomando jugos verdes. Hacer jugos verdes te permite obtener ese empuje extra mucho más eficientemente que masticando una enorme cantidad de vegetales al día. Cuando empecé a tomar jugo de zanahoria, mis pestañas empezaron a crecer en las primeras semanas. Sentir ese empuje de energía es una cosa, pero ver los resultados en el espejo puede ser algo dramático y te convierte en un firme creyente de los poderes de tomar jugo. Tomar jugo reduce la cantidad de energía que tu cuerpo utiliza para la digestión, lo que le da a tus células tiempo y energía para poder reparar y reconstruir. Es lo último en medicina preventiva cuando se trata de evitar enfermedades. No esperes a estar enfermo y tratándote de curar para consumir jugos, se trata de crear un cuerpo saludable desde adentro para que no te enfermes.

Fuente: Foodbabe.com