Por qué deberías de estar tomando más consomé de hueso

consomedepollo

La sopa hecha en casa tiene una gran reputación como alimento sanador y existe una muy buena razón para eso. En particular, las sopas hechas con consomé de hueso son especialmente sanadoras para condiciones digestivas y otros desórdenes crónicos.

Entonces, ¿qué es el consomé de hueso y por qué es tan benéfico?

El consomé de hueso contiene los minerales del hueso, el cartílago y la médula en una forma que es fácil de asimilar y que ayuda a sanar nuestro sistema digestivo. El mayor beneficio para nuestro sistema es por la presencia de colágeno y gelatina en los consomés de hueso:

Colágeno

El colágeno es la proteína que se encuentra en el tejido conectivo. Se encuentra de forma abundante en el hueso, la médula, el cartílago, los tendones y los ligamentos. Cuando se coce, el colágeno se descompone y produce gelatina.

Gelatina

La gelatina actúa como un ayudante en la digestión y ha sido utilizado exitosamente como tratamiento para condiciones digestivas como la enfermedad de Crohn, constipación, Síndrome de Intestino Irritable, hiperacidez, y colitis. La gelatina también puede ser benéfica para pacientes que sufren de desórdenes intestinales por algunas razones:

  1. Alivia el tracto digestivo porque recubre las membranas mucosas de los intestinos, protegiéndolos de los materiales ingeridos. Por esta característica sanadora, se dice que la gelatina es una gran forma de tratar el síndrome de intestino permeable.
  2. Permite que el cuerpo utilice por completo las proteínas que consume, haciéndolo esencial para aquellos que no pueden consumir grandes cantidades de carne en sus dietas.
  3. La gelatina absorbe el agua y ayuda a mantener los fluidos en el tracto digestivo, permitiendo que la comida se mueva más fácilmente por los intestinos y promueve movimientos intestinales saludables.

¿Cómo preparar consomé de hueso?

Preparar consomé de hueso es muy simple. Puedes utilizar una colección de huesos de animales orgánicos de libre pastoreo para preparar tu consomé. Para hacer consomé de pollo utiliza una capa de patas, piel, cuellos y espalda de pollo o gallina. Para consomé de res, utiliza huesos grandes, huesos con médula o huesos de nudillos. Coloca los huesos en una cacerola grande y cubre con agua de filtro fría. Para extraer los minerales esenciales del hueso, agrega un ácido, como vinagre de sidra de manzana, al agua. Lleva la cacerola a ebullición e inmediatamente baja a fuego lento. Asegúrate de que no hierva, la temperatura ideal es 85°C. Mientras lo cocinas, quita frecuentemente todas las impurezas que suban a la superficie con una cuchara o coladera. Deja cocer tu consomé a fuego lento por 6-24 horas. Quítalo del fuego y sumerge el fondo de la cacerola en un baño de hielo para evitar que le de un sabor amargo. Cuela el consomé con un colador fino para descartar los sólidos. Puedes tener el consomé en el refrigerador por 3 días o congelado.

Consomé de pollo sanador

Ingredientes

  • 8 kg de cuellos, espaldas y alas de pollo
  • 4 tazas de agua pura fría
  • 3 tallos de apio, cortados
  • 2 zanahorias, cortadas
  • 1 cebolla, con la piel, cortada
  • 1 cabeza de ajo
  • 1 bouquet garni (4 ramas de tomillo, 4 ramas de perejil, 4 ramas de eneldo y una hoja de laurel, todo amarrado con hilo de cocina)
  • 2 cucharadas de vinagre

Preparación

  1. Ya que limpiaste muy bien las piezas de pollo, asegúrate de cortar los cuellos y alas en varias partes (corta las articulaciones de las alas para exponer el colágeno del hueso).
  2. Coloca las piezas de pollo y los vegetales en una cacerola, cubre con agua pura fría y el vinagre. Deja reposar por 30 minutos.
  3. Lleva a ebullición, quita lo que sube a la superficie y baja el fuego. Cubre y deja a fuego lento por 6-24 horas.
  4. Quita del fuego y sumerge el fondo de la cacerola en hielo hasta que se enfríe.
  5. Quita los huesos y cuela el consomé con una coladera fina y coloca en un contenedor de vidrio. Cuando se enfría, el consomé debe hacerse gel.

Fuente: MindBodyGreen