Tarta de manzana y caramelo de maple

tarta de manzana

Captura los mejores sabores del otoño con esta delicia Paleo (libre de granos y muy poquitos lácteos)

Mi esposa y yo habíamos salido a cenar el otro día, y no pude evitar darme cuenta de lo mucho que la presentación afecta la experiencia completa de comer. Obviamente, si la comida sabe horrible, no importa cómo se vea, pero cuando la comida está deliciosa y se ve bien, bueno, esto magnifica el efecto.

La Chef Jeannette diseñó esta exquisita tarta para ser un festín no sólo para las papilas gustativas, sino también para los ojos. Es libre de gluten, con una densa base de harina de almendras que se acopla perfecto al sabor de las frutas de otoño. El principal ingrediente son las manzanas, bajas en índice glicémico y fuente importante de quercetina, uno de los anti inflamatorios naturales más fuertes en el reino vegetal. Aquí, las manzanas están cubiertas con una pequeña cantidad de caramelo de maple puro para deleitar tu paladar sin agregar mucha azúcar a tu dieta. Esta tarta sabe mejor servida recién hecha, así que planea hornearla poco antes de servirla.

Para 8

Ingredientes

Base de Almendra

  • 2 ½ tazas de harina de almendra blanqueada
  • 2 ½ cdas de mantequilla de libre pastoreo con sal, a temperatura ambiente
  • 1 cda de jarabe de maple puro
  • 2 cditas de extracto de vainilla
  • 1 huevo

Relleno de Manzana

  • 1 cda de stevia
  • 2 cditas de canela molida
  • 1 cdita de jengibre molido
  • 5-6 manzanas de tamaño mediano, sin centro, en rebanadas finas
  • 2 cditas de jugo de limón
  • 2 cdas de mantequilla de libre pastoreo, derretida

Glaseado de Maple

  • 3 cdas de jarabe de maple puro
  • 1 ½ cdas de mantequilla de libre pastoreo
  • 1 pizca de sal de mar
  • 1 ½ cdas de leche evaporada

 

 

Preparación

  1. Para hacer la base: Combina la harina, mantequilla, jarabe, vainilla y huevo en el procesador de alimentos hasta que se haga una pasta, como una bola de masa. Si la mezcla está demasiado seca, agrega 1 cda de agua fría. Presiona la masa en un molde de tarta y deja reposar.
  2. Para hacer el relleno: Precalienta el horno a 180°. En una taza pequeña combina la stevia, la canela y el jengibre y revuelve bien con un tenedor. Coloca las rebanadas de manzana en un recipiente grande, de pocas en pocas, y espolvoréalas con la mezcla de especias y el jugo de limón. Luego rocía con un poco de mantequilla y revuelve suavemente con tus manos para cubrir todas las rebanadas.
  3. Coloca las manzanas sazonadas encima de la base de tarta, empezando por el exterior, formando un aro, y moviéndote hacia adentro para formar una espiral hasta que toda la base esté cubierta. Cubre la tarta con papel aluminio y hornea por 45-60 minutos, o hasta que las manzanas estén un poco suaves. Quita el papel aluminio para los últimos 10 minutos de cocción para que se dore la base un poco.
  4. Para hacer el glaseado: Mientras la tarta se está horneando, combina el jarabe y la mantequilla en una pequeña sartén a fuego medio. Revuelve la mezcla por 3 minutos. Cuidadosamente agrega sal y la leche y revuelve constantemente por 1 minuto más, hasta que la mezcla esté de un color caramelo profundo. Observa cuidadosamente para evitar que se queme. Quita del fuego y deja enfriar.
  5. Saca la tarta del horno y deja enfriar, aproximadamente 10 minutos. Rocía el glaseado sobre la tarta, esparciendo suavemente sobre todas las manzanas, pero con cuidado de no moverlas. (Si el glaseado se hizo demasiado espeso, caliéntalo un poco para que se vuelva a hacer líquido). Deja que la tarta se enfríe hasta temperatura ambiente antes de rebanar y servir.

Fuente: BetterNutrition