Haz una dieta a prueba de enojos: 5 alimentos que te ponen de buenas

dieta a prueba de enojos

 

¿Tienes un fusible corto cuando se trata de lidiar con los estresantes de la vida diaria, como tu jefe, tu pareja, o incluso tus hijos? ¿Buscas comida o cafeína durante el día para sentirte en calma, o para encontrar un impulso de energía o un momento de tranquilidad? Pero más que nada, ¿Estás buscando tener un mejor humor? Si quieres sentirte mucho menos gruñona, entonces lee.

Busca energía, no estimulación

Mientras los buenos hábitos, como comer desayuno cada mañana y comidas regulares y snacks a lo largo del día forman la piedra angular de un desempeño energetizado, la ciencia ha estado revelando algunas formas vitales en las que la comida impacta nuestro estado de ánimo. Y podría sorprenderte que algunas de las mejores armas para curar la irritabilidad se encuentran en tu supermercado local.

Los siguientes alimentos ayudan a tu estado de ánimo en dos maneras. Primero, proporcionan varios de los nutrientes clave que juegan un rol vital en apoyar a la química del cerebro a reducir el riesgo de depresión y ayudan a mejorar la calidad de tu sueño. También hacen algo igual de importante: proporcionan poderosas combinaciones de vitaminas, minerales y antioxidantes que te ayudan a construir tu energía y capacidad de manejar tu vida desde los niveles más profundos de tu cuerpo (los caminos metabólicos y energéticos de tus células). Esto es lo que todos deberíamos de buscar, más que un incremento rápido de estimulación por azúcar o cafeína que al final te deja irritable y cansado. Trata de convertir estos alimentos que te hacen sentir bien en parte de una nueva deliciosa rutina de felicidad.

 

Salmón

Para que tu cerebro puede funcionar óptimamente, necesita tener acceso a los bloques de construcción de nutrientes adecuados, y las grasas omega-3 son de las más importantes cuando se trata de mejorar tu estado de ánimo. El cerebro es 60% gras, y particularmente ama las grasas omega-3. La mayoría de los americanos consumen demasiado poco omega-3 en su dieta. ¿Y cuál es el problema? Existe cada vez más evidencia que sugiere que consumir niveles inadecuados de ácidos grasos omega-3 está asociado con depresión y estados de ánimo bajos.

Los pescados grasos como el salmón son una de las fuentes más ricas de la naturaleza en grasas omega-3; para una mejora en tu estado de ánimo, disfruta pescados grasos 2-3 veces por semana. Las probabilidades son que estarás rodeado de personas más felices, ya que los estudios demuestran que las personas que no comen tanto pescado son más propensas a sufrir de depresión. Para acumular un poco más de felicidad, cubre el salmón con semillas de hemp molidas y acompáñalo de una ensalada de brotes de rábano. Tanto las semillas como los brotes son ricos en vitaminas, minerales y grasas omega-3 que van a impulsar más tu estado de ánimo, tu poder cerebral y tu inmunidad.

Si comes de esta manera, disfrutarás de un doble beneficio cerebral, no sólo los alimentos ricos en omega-3 ayudan a combatir la irritabilidad y mejoran tu estado de ánimo, también te ayudan a mantener una memoria robusta y a reducir significativamente el riesgo de desarrollar demencia a al envejecer.

 

Hongos que han sido expuestos a luz ultravioleta

La vitamina D es otra parte clave del “mantenimiento del estado de ánimo” ya que te ayuda a regular la actividad de los neurotransmisores del cerebro (serotonina, melatonina y dopamina) lo que tiene un impacto profundo en el humor. Existen estudios que han encontrado que las posibilidades de tener depresión son más altas en personas con deficiencia de vitamina D, comparadas con aquellos que tienen niveles normales. Las probabilidades apuntan a que seguramente tú o alguien que conozcas tiene esta deficiencia y no lo sabe (se necesita un examen de sangre para probarlo); se estima que más del 50% de los americanos sufren deficiencia de vitamina D, lo que la convierte en un componente indispensable en la dieta a prueba de enojos.

Mientras puede ser muy difícil cumplir la dosis diaria recomendada de vitamina D por medio de alimentos únicamente (600 IU para personas entre 19 y 70), un alimento fantástico que ha llegado recientemente a los supermercados son los hongos cargados de vitamina D. Estos son hongos que han sido expuestos a luz ultravioleta, lo que naturalmente aumenta los niveles de vitamina D: una taza de estos hongos contiene el 100% de la ingesta diaria recomentada (búscalo en la etiqueta). Puedes servir estos hongos con cuscús para una cena fácil y deliciosa; el cuscús es rico en selenio, otro nutriente que ha sido relacionado con el estado de ánimo mejorado.

 

Cerezas Ácidas

Saborea un puño de cerezas ácidas secas antes de dormir y sentarás el escenario para un mejor estado de ánimo cuando te despiertes. Las cerezas ácidas son ricas en una hormona que se llama melatonina, que actúa como una ayuda natural del sueño, lo que mejora la calidad del sueño. Cuando envejecemos, la habilidad natural de nuestro cuerpo de producir melatonina disminuye (una razón por la que es más difícil dormir profundamente para los mayores), y cosas como el estrés o la luz artificial también disminuyen los niveles de melatonina. Y aquí va un bonus extra: la combinación de antioxidantes que contienen las cerezas ayuda a proteger tu cerebro de radicales libres, lo que ayuda a la química de tu cerebro a optimizarse para un mejor estado de ánimo.

 

Amaranto

El amaranto es un “grano antiguo” delicioso que debes probar, si es que no lo has añadido a tu lista de compras. Este súper grano está cargado con antioxidantes, minerales, fibra y hierro, y fue considerado como un alimento básico en las culturas Inca y Azteca.

Los granos enteros son una parte clave de cualquier dieta a prueba de enojos, ya que los carbohidratos que contienen ayudan a aumentar los niveles del neurotransmisor serotonina, que actúa como un antidepresivo natural del cuerpo. La fibra en el amaranto también ayuda a regular el azúcar en la sangre, para que te sientas más alerta y con energía por más tiempo. Esta es una razón clave para elegir granos enteros sobre granos refinados y azúcares cuando estás buscando un incremento en tu estado de ánimo; los dulces sólo causan que el azúcar en la sangre suba y luego caiga en picada, lo que causa irritabilidad y fatiga. Busca el amaranto en la sección de productos a granel del supermercado o en el pasillo de productos naturales.

Para un snack divertido, prueba las palomitas de amaranto: Coloca un sartén mediano seco sobre fuego medio alto, y cuando esté caliente, agrega dos cucharadas de semillas de amaranto. CUBRE INMEDIATAMENTE con una tapa para que no salte por todos lados. Sacude suavemente y los granos explotarán en “micro palomitas” en alrededor de 10 segundos. Vierte en un plato y repite con otras dos cucharadas. Espolvorea con canela para agregarle antioxidantes y sabor.

 

Dátiles Medjool

Casi todos mis pacientes que sufren de irritabilidad buscan comer algo dulce en algún punto del día. ¿Y a quién no le gusta ese rápido estimulante que el azúcar brinda? Lo malo es la cantidad de lo que comemos: los americanos consumen más de 22 cucharadas de azúcar al día, de acuerdo a una encuesta de nutrición realizada en el 2004.

Mientras que el rush inicial del azúcar efectivamente puede estimularte, al final lleva a un bajón inevitable que trae consigo fatiga e irritabilidad. Un remedio dulce para tus antojos son los dátiles. Su textura rica y cremosa y además súper dulce puede darte esa satisfacción dulce. Pero a diferencia de una barra de dulce, los dátiles están llenos de fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes que pueden mantener tu energía de una forma más sustentable.

Puedes mezclarlos con cacao y experimentar con postres. Además de todos los beneficios que trae el cacao al sistema cardiovascular (en la forma de flavonoides), el cacao te brinda una sensación instantánea de felicidad por el rush de dopamina que activa los receptores de placer del cerebro, y endorfinas que proveen una sensación natural de bienestar. Como con cualquier dulce, incluso los dátiles y el cacao deben consumirse en porciones moderadas porque son altos en calorías, pero al menos puedes pecar un poco de una forma saludable y deliciosa.


 

Fuente: Dr.Oz