3 Aditivos de la comida que debes evitar como a la peste

La mayoría de la gente se agobia muchísimo tratando de cambiar su dieta, especialmente si están acostumbrados a comer lo que sea que suene bien sin pensar qué hay en lo que se están comiendo.

Una gran razón por la que mucha gente no piensa que puede comer sano es por el costo o por estar abrumado por el pensamiento de tratar de repasar todo lo que hay en su dieta. Existe mucha información sobre los cientos de productos que no son una opción saludable, y eso puede ser demasiado como para meterse y cambiar todo de una sola vez. Yo le recomiendo a la gente empezar en algún lugar. Una manera muy sencilla es empezar por leer las etiquetas. Conocer lo que hay en tu comida y cómo afecta tu salud.

Recuerdo los días en los que no pensaba sobre mi comida y lo que contenía. Asumía que todas las compañías de alimentos sólo usarían ingredientes que fueran seguros y pensados con mi mejor interés en mente. Ya hace como 12 años que me di cuenta de lo equivocada que estaba!

Voy a compartirles los 3 primeros ingredientes que empecé a quitar de mi dieta. Creo que este es el primer y más sencillo paso para mejorar tu salud.

Aspartame

post wanted aspartame

Cuando cumplí 15 me di cuenta de que tenía hipoglicemia. Por supuesto, los doctores me recomendaron evitar el azúcar y en vez de eso usar endulcorantes artificiales. Así que empecé a consumir muchos productos que contenían aspartame. No tenía idea de que el aspartame era mucho peor para mi salud que el azúcar normal.

De acuerdo a Sweet Poison, el aspartame ha sido relacionado con 92 efectos secundarios dañinos. Algunos de estos efectos incluyen:

  • Ceguera
  • Ojos saltones
  • Zumbido de oídos
  • Convulsiones
  • Mareos
  • Pérdida de memoria
  • Insomnio
  • Falta de aliento
  • Náusea
  • Urticaria
  • Aumento marcado de peso
  • Muerte
  • Tendencias suicidas

¿Qué alimentos contienen aspartame?

Bebidas de dieta, chicle, yogurts, helado, dulces sin azúcar y mucho más! Busca aspartame y fenilalanina en las etiquetas.

GMS. Glutamato Monosódico

post wanted gms

El GMS es un saborizante añadido a muchos alimentos. Sus efectos secundarios incluyen:

  • Dolores de cabezas y migrañas
  • Es dañino para las células del cerebro
  • Es adictivo, lo que hace que se te antojen los alimentos que lo contienen
  • Causa obesidad porque triplica la cantidad de insulina que el páncreas crea
  • Es una excitoxina que puede llevar a Alzheimer, Parkinson, Esclerosis lateral amiotrófica, lesión de médula espinal y accidente cerebrovascular

Los alimentos que contienen GMS son papas fritas, aderezos y sazonadores, sopas, cenas congeladas. Busca este ingrediente en todos los alimentos chatarra.

 

Jarabe de Maíz de Alta Fructosa

post wanted jarabe de maíz

El jarabe de maíz de alta fructosa es un endulcorante que se utiliza en miles de productos. A pesar de ciertas afirmaciones, este jarabe no se encuentra en la naturaleza; es hecho por el ser humano al cambiar el maíz en fécula de maíz y luego en jarabe de maíz de alta fructosa. Este proceso no suena tan mal, hasta que descubres el proceso que se utiliza para hacer esta sustancia. Se utilizan químicos tóxicos para convertir el maíz en jarabe de maíz de alta fructosa, entre los cuales está el glutaraldehído. El glutaraldehído es un químico para embalsamar, que mata las células vivas, y causa mareos, náuseas, dolores de cabeza, irritación en los pulmones, nariz y ojos.

Además, varias muestras de jarabe de maíz de alta fructosa han probado positivo en contenido de mercurio. El mercurio es todo un tema aparte!

El jarabe de maíz de alta fructosa se puede encontrar en productos como: bebidas, cátsup, salsas, pan, aderezos de ensalada, paletas, chicle y mucho más!

 

No es que ahorita lleve una dieta perfecta, pero hace años decidí convertirme en una lectora de etiquetas. Leo las etiquetas de todo lo que comemos y elimino los aditivos alimenticios que le hacen más daño al cuerpo. Sigo trabajando en eliminar ingredientes más dañinos uno por uno para darle a mi familia sólo lo mejor que pueda costear. No me alcanza para consumir una dieta totalmente orgánica y cruda, pero sí puedo encontrar alternativas más sanas a todos los productos tóxicos que uno encuentra en los anaqueles.

 


Fuente: FamilyHealthFreedomNetwork