Prueba este ginger ale hecho en casa

gingerale

Ginger Ale hecho en casa

Ginger Ale es el remedio perfecto para un malestar estomacal, pero la mayoría de las marcas comerciales de ginger ale casi no contienen o no contienen jengibre, y están llenos de azúcar y otros aditivos indeseados.

La solución perfecta es ginger ale hecho en casa.

Es súper fácil de hacer y sólo necesita algunos ingredientes. El tiempo de cocción es un poco largo, pero cuando termines, tendrás cantidad suficiente para bastante tiempo.

El ginger ale hecho en casa es una excelente opción si tienes gripa, mareos o tienes náusea por embarazo. Es también un maravilloso tónico para tomar si tienes rigidez de las articulaciones o dolor, ya que el jengibre es un agente antiinflamatorio natural.

Para 8

Ingredientes

  • 4 tazas de agua
  • 2 tazas de raíz de jengibre fresca rebanada
  • 2 cdas de jugo de limón fresco
  • 2 cdas de miel
  • Agua mineral

Instrucciones

En un sartén mediano, combina el agua y el jengibre a fuego alto. Ya que esté hirviendo, baja la flama a fuego medio, tapa y deja cocer por una hora. Quita la tapa y deja a fuego lento por 30 minutos más. Quita del fuego y cuela la mezcla para quitar el jengibre. Agrega el limón y la miel. Deja que se enfríe totalmente. Esto es tu jarabe de jengibre.

Para hacer ginger ale, pon un puño de hielo en un vaso. Agrega ¼ taza del jarabe de jengibre y rellena lo que falta con agua mineral. Disfruta!