5 razones para que empieces a saltar la cuerda

razones para saltar la cuerda diario

5 Razones para saltar la cuerda diario

 

Existe una razón por la que los atletas de élite como los boxeadores incluyen saltar la cuerda como una piedra angular de su entrenamiento: es una forma súper eficiente de quemar calorías, ganar condición y divertirse más que corriendo en una máquina de cardio por una hora o más.

Aquí hay unas de las muchas razones para saltar la cuerda en tus entrenamientos:

  1. Quema muchas calorías.

Cuando saltas repetidamente, tu cuerpo quema de 800 a 1,000 calorías por hora – compara eso con las 200 a 300 calorías que quemas por hora cuando caminas.

Mejor aún, saltar la cuerda (especialmente de alta intensidad) convierte a tu cuerpo en una máquina quema-calorías. Esto significa que cuando añades saltar la cuerda a tu rutina de entrenamiento, estarás quemando más calorías, no sólo durante tu entrenamiento, sino también a lo largo del día.

  1. Puedes llevártelo a donde quieras.

¿Estás de viaje o no tienes ganas de ir al gimnasio hoy? Echa una cuerda de saltar en tu maleta y llévatela a tus vacaciones o cuando quieras hacer un entrenamiento rápido en donde sea.

Si no tienes mucho tiempo, incluso un entrenamiento de salto de cuerda de 4 minutos puede ayudarte a estar en forma cuando estás de viaje o lejos de tu rutina normal de ejercicio.

  1. Ayuda a mejorar el equilibrio y la coordinación.

Saltar la cuerda te puede ayudar a mejorar tu coordinación, lo que no sólo te ayudará a mejorar en cualquier deporte que practiques, también te mantendrá más sano y menos propenso a accidentes en la vida.

Y mientras que el equilibrio es súper importante para ejercicios como el yoga, es importante mantenerlo durante tu vida también. Según el Dr.Daniel W. Barry, un asistente de profesor de medicina en la Universidad de Colorado, saltar puede ser tan importante como la fuerza de los huesos para evitar fracturas. En un artículo en el New York Times menciona: “No importa que tengas huesos frágiles, desde un punto de vista clínico, si no te caes.”

  1. Ayuda a relajarte.

Cuando saltas, tu cuerpo libera endorfinas, que actúan como analgésicos y te dan una sensación de bienestar y relajación.

Lo que es más, la respiración profunda que haces cuando te ejercitas vigorosamente despeja tu mente, afila tu enfoque y te llena de energía para el resto del día.

  1. Es bueno para tu corazón.

No hay mejor ejercicio que subir tu ritmo cardiaco y mantener a tu corazón feliz saltando la cuerda. Saltar la cuerda de forma regular mejora tu rendimiento cardiovascular, y la habilidad del corazón y los pulmones para proporcionar oxígeno a los músculos que están trabajando.

Si aún no tienes una cuerda de saltar en tu casa, hay cosas que debes considerar cuando compres una. Primero, mientras más delgada sea la cuerda, más fácil será hacer ejercicios de velocidad como los dobles saltos.

Segundo, querrás conseguir una cuerda que, cuando se doble por la mitad, te llegue al pecho. Si es más larga, es probable que te tropieces con ella.