Conoce 7 Formas de tener buenos movimientos intestinales

Ya sea que comiste demasiadas nueces de la india este mes o que tomaste unos cocteles de más, tu colon puede estar diciendo “¡es suficiente!” Un individuo saludable debería estar teniendo eliminaciones dos o tres veces al día. Sí, es correcto, dos o tres veces!

Como consultor de salud, siempre me impresiona cuando un cliente me confiesa que han pasado días desde su última evacuación. Si estás en el mismo bote, te recomiendo leer los siguientes consejos para comenzar a tener evacuaciones saludables y te des cuenta de cómo la hinchazón se disipa frente a tus ojos.

1. Ciruelas pasas

Estas pequeñas delicias son grandemente subestimadas. Con sólo 4-5 ciruelas pasas al día puedes transformar tu sistema y elevar tus niveles de antioxidantes. Las ciruelas pasas te ayudan a mantenerte en estado regular porque proveen azúcares que atraen los fluidos al tracto intestinal. Su fibra entonces forma una especie de gel que al mezclarse con los fluidos corporales afloja las evacuaciones. 

A mí también me encanta comer ciruelas pasas para saciar mis antojos dulces sin causar un incremento en la azúcar de la sangre. Los “azúcares naturales” de las ciruelas pasas contienen fructosa y sorbitol, que son mucho más saludables que la sacarosa, que es el componente principal del azúcar blanca.

2. Gel de aloe vera de hoja entera

He descubierto que el gel de aloe vera de hoja entera es uno de los métodos más efectivos para combatir intestinos tercos. La mejor manera de tomarlo es con el estómago vacío, justo después de levantarse en la mañana. A mí me encanta tomar dos shots de este jugo justo antes de un té verde y he descubierto que es una maravilla! El aloe además ayuda a sanar cualquier posible daño que haya afectado la pared de tu intestino. En mi opinión, es un súper alimento.

3. Manzanas

¡Ahh, la maravilla de las manzanas orgánicas! Si frecuentemente te sientes “tapado”, entonces no estás consumiendo suficiente fibra natural. Algunos tipos de manzanas son una excelente opción de fruta con bajo índice glicémico y tienen el poder de hacer que los intestinos se muevan otra vez.

Los altos niveles de pectina en las manzanas trabajan bien con el cuerpo porque se enlazan a las toxinas y las sacan del cuerpo. Si estás en una limpieza extendida de cándida, recuerda esto: tu cuerpo necesita una cierta cantidad de fruta y las enzimas que proveen!

4. Agua

Llena tu botella de agua y empieza a tomar! Frecuentemente, aumentar las evacuaciones es resultado de tomar más agua durante el día. De 8 a 10 vasos de agua destilada o filtrada pueden ayudar en una hidratación profunda, mejorar la función cerebral y un mejoramiento inmediato de los intestinos.

5. Enzimas digestivas

Las enzimas digestivas funcionan ayudando a descomponer más rápido la comida que consumimos. Mientras más rápida sea la descomposición, más rápidamente la comida es procesada en el colon. Si planeas consumir una comida difícil de digerir, te recomiendo tomar una enzima digestiva una hora antes de comer.

6. Probióticos

¿Has estado tomando antibióticos recientemente? ¿O en los años recientes? El efecto de los antibióticos se queda en tu cuerpo por cierto tiempo. Los antibióticos son pesados para la pared del estómago y afecta los ácidos digestivos buenos que nos ayudan a digerir adecuadamente nuestra comida. Si te encuentras constipado después de un tratamiento, toma probióticos de alta calidad (refrigerados) con un alto contenido de unidades.

Los probióticos ayudan a restaurar el intestino y reforman la bacteria buena del cuerpo. En un futuro, si tienes que tomar un antibiótico, asegúrate de tomar un probiótico para prevenir el daño a la pared estomacal.

7. Chiles

Los chiles vienen en el número 7 porque este picante condimento puede destapar hasta al individuo más constipado. Te apuesto a que estás sorprendido de leer esto. Pero no, los chiles no son malos para el cuerpo, ni te van a causar un “ataque al corazón”. De hecho, ¡se dice que los chiles matan a las células cancerígenas y reviven a tus papilas gustativas!

Hay mucha gente que no puede comer picante en grandes cantidades, por lo que recomiendo empezar mezclando un poco de chile en polvo en tus ensaladas o sopa. La pimienta de Cayena y los jalapeños son una excelente opción para empezar, también.

La regularidad es crucial para la buena salud. Sigue los pasos anteriores para mejorar el proceso de eliminación y llevar a tu cuerpo a un estado más feliz y saludable.

Fuente:MindBodyGreen