CÓMO SABER SI TUS GLÁNDULAS SUPRARRENALES ESTÁN FATIGADAS ( Y 7 MANERAS DE APOYARLAS)

La mayoría de nosotros le hacemos honor al estrés y a nuestro estilo de vida ocupada. Por desgracia la medalla que va junto con el estrés suele ser la fatiga suprarrenal. Si eres de las que quema la vela por ambos extremos, el estrés nos deja sin control, y existe en el café y los alimentos carentes de nutrientes, entonces hay algo que se necesita para hacerle frente a esto.

Hasta hace muy poco, no se tenía idea de lo que las glándulas suprarrenales eran, se nos enseñó muy poco en la escuela acerca de los componentes del cuerpo humano, que si “El hueso de la rodilla está conectado al hueso de la espinilla, las glándulas suprarrenales conectadas a la…”

Las glándulas adrenales (también conocidas como las glándulas suprarrenales) son las glándulas endocrinas en forma de triángulo que se encuentran sentadas en la parte superior de los riñones. Ellas son las principales responsables de la regulación de la respuesta al estrés a través de la síntesis de corticoesteroides y catecolaminas, como el cortisol y la adrenalina. Si esto te suena como un montón de palabras raras para ti, vamos a explicarlo de una manera que sea fácil para ti.

SI TRABAJAMOS EN EXCESO LAS GLÁNDULAS SUPRARRENALES=GRANDES PROBLEMAS DE SALUD.

Tus glándulas suprarrenales son súper importantes para un sistema inmunológico saludable. Son necesarias para la función apropiada de la tiroides, el equilibrio de las hormonas, mantener un peso ideal, estabilizar las emociones, controlar los antojos y mucho más.  Ellas son mucho más que las reguladoras de tu cuerpo, y la clasificación de ellas puede ser una clave importante para resolver muchos de los inexplicables problemas de salud.

¿Cómo saber si están fatigadas nuestras glándulas suprarrenales? Desafortunadamente, debido a la naturaleza de nuestros estilos de vida acelerados, esta es una condición que puede pasar inadvertida porque simplemente ya nos acostumbramos a sentirnos mal.

Sin embargo, los síntomas comunes son:

  • Sudoración excesiva o sudar realizando poca actividad.
  • Dolor de espalda baja y/o debilidad de rodillas o dolor, especialmente en el lado.
  • Ojeras
  • Mareos
  • Espasmos musculares
  • Niveles bajos de azúcar en la sangre
  • Palpitaciones del corazón
  • Sensibilidad a la luz, o dificultad para ver de noche
  • Antojos de sal
  • Baja resistencia a la tensión, tendencia a irritarse con facilidad
  • Cambios de humor excesivos después de comer carbohidratos como pasta, pan y azúcar.
  • Infecciones crónicas (bacterianas, virales, micóticas, levaduras)
  • Presión arterial baja
  • Mareos al ponerse de pie
  • Cansancio, falta de sueño, dificultad para levantarse temprano por las mañanas
  • Antojos de cosas dulces y carbohidratos, intolerancia al alcohol
  • Envejecimiento prematuro
  • Piel seca, con exceso de pigmentación
  • Falta de libido
  • Tendencia a asustarse con facilidad
  • Respuesta negativa a la hormona tiroidea
  • Pensamiento confuso y falta de concentración

 

7 formas de apoyar a tus glándulas suprarrenales.

 

  1. Duerme lo suficiente. De siete a ocho horas por la noche es ideal, y si te puedes ir a dormir antes de la media noche está mejor ya que a esta hora es cuando el cuerpo hace la mayor parte de su curación y desintoxicación.
  2.  Establece en tu agenda como parte de tu rutina diaria “tiempo para ti”, y que sea una prioridad.
  3.  Practica y experimenta momentos de silencio, quietud y meditación todos los días.
  4. Incorpora en tu rutina la práctica de yoga (y pasar más tiempo en savasana).
  5. Elimina el azúcar refinada y carbohidratos procesados. Son calorías vacías y no nos nutren ni hacen nada, además que estresan a tus glándulas suprarrenales. Las glándulas suprarrenales nos apoyan a regular los niveles de azúcar en la sangre.
  6. Opta por una dieta limpia, con alimentos frescos orgánicos a base de plantas. Agrega a tu despensa más frutas, verduras, frutos secos, legumbres, frijoles y granos enteros.
  7. ¡Deja el hábito del café! Cambia tu dosis de cafeína por el té verde, de menta, de diente de león o simplemente toma más agua.