El aspecto más triste de hoy en día es que la ciencia adquiere conocimiento más rápido de lo que la sociedad adquiere sabiduría

El aspecto más triste de hoy en día es que la ciencia adquiere conocimiento más rápido de lo que la sociedad adquiere sabiduría