LIMPIA TU VIDA CON LA PRIMAVERA! EMPIEZA CON ESTAS 3 AREAS

Imagen

La primavera está por llegar, y con ella viene la emocionante y aterradora tarea de la limpieza de primavera.  Simplificar tu vida es una pieza importante en el rompecabezas del bienestar, por lo tanto es natural que quieras sumergir la cabeza en este desafío.  Si estás preparando tu plan de ataque para la limpieza de primavera, considera darle prioridad e importancia a estas tres áreas de la lista, y encontrarás que el resto te será mucho más fácil.

  1. Tu presencia en línea (internet y redes sociales): La limpieza de primavera no tiene que limitarse únicamente a la parte física! La limpieza implica también “tu espacio en línea” y puede ayudarte a sentirte más organizada y relajada – particularmente si pasas mucho tiempo en ella. A menos que seas una campeona del correo electrónico, pero tal vez el inbox de tu carpeta se asemeje a tu vida: desordenado, abrumador y lleno de correspondencia innecesaria. Anuncios, boletines de noticias sin leer, y el spam extendido como mala hierba en el jardín, toda esta información puede llenar y ahogar este productivo espacio. Tómate tu tiempo para limpiar la bandeja de entrada, y no te olvides de dar de baja las actualizaciones o correos que ya no desees recibir. (La mayoría de ellos tienen un link en la parte inferior del mensaje donde te dicen “darse de baja”). Dos segundos para hacerlo te ahorrará cientos de mensajes de correo electrónico a largo plazo. Aplica los mismos principios a los medios de comunicación social (redes sociales). ¿Las noticias de Facebook te hacen sentir apretada todos los días? Tal vez es tiempo de darle una limpieza a tu lista de amigos! ¿Te estresa tu cuenta de Pinterest? Reorganiza los tableros y tu cerebro te lo agradecerá. Tip. Hazlo con calma. Comprométete a revisar de 5 a 10 correos al día, elimina tres amigos de tu lista de Facebook cada semana. La conquista de esta área en pequeñas dosis te mantendrá lejos de la frustración.
  2. Tu régimen de entrenamiento:  La primavera es el momento de nuevos comienzos, pero es también el comienzo del pánico por tener cuerpo de playa. Si tu rutina de ejercicios te está causando el estrés, considera hacer cambios. ¿Puedes cancelar la membresía del  gimnasio  y hacer ejercicios en línea desde tu casa? ¿Puedes combinar los entrenamientos con múltiples grupos de músculos en un solo entrenamiento? (Hola, suena interesante!) En ocasiones, sólo cambiando la duración y frecuencia de los entrenamientos se puede hacer  una gran diferencia. Si realizar 40 minutos al día es mucho para ti, trata de dividir tu entrenamiento en dos partes. Si sientes que tus días están muy llenos, trata el estilo multifuncional de cuando eras estudiante. ¿Puedes escuchar audio libros mientras corres, o ponerte al día con las noticias mientras estiras? Juega con tu rutina. Y te sorprenderás como descubres  hacer menos estresantes  tus entrenamientos que tienes que hacer durante el día!  Tip: Ten una charla con un entrenador o haz investigación en línea sobre el tu tipo de entrenamiento preferido. A veces las mejores soluciones las encontramos en opiniones externas a nosotros.
  3.  Tu rutina por la mañana: Una vida simple comienza con tu rutina por la mañana. Como inicias tu día puede tener efectos dramáticos en el resto. Trata de incorporar pequeños cambios  y ve como tu vida se torna más fácil:

Toma un vaso de agua al despertar: Los beneficios de una hidratación adecuada son invaluables. Darle temprano a tu sistema un poco de agua te mantendrá con la energía arriba, y hará que tu sistema digestivo empiece a trabajar.

Levántate más temprano para estar lista sin que tengas que correr: Dale de 15-20 minutos extra a tu rutina en la mañana para sentirte más relajada y proveerte tiempo en caso de alguna emergencia. El tiempo extra nos ayuda a llegar al trabajo sin estrés.

Haz cosas que hagan sentirte feliz antes de tomar el desayuno: Escucha música, ve fotos de perritos o gatitos en línea, o ve caricaturas. Haz cosas que te hagan sonreír, y enfrenta tu día más feliz y más sana!  Tip: Tener alguien en la familia o un círculo de amigos que se levante temprano contigo es un gran apoyo en esos días que quieres aventar todo por la borda!