Conoce las 5 razones por las que la mayoría de las dietas fallan

Imagen

En promedio, una persona sube 5 kg. por cada dieta que hace. Y lo que es peor, cuando pierden peso, pierden músculo y grasa. Cuando lo vuelven a subir, recuperan toda la grasa. Y ya que el músculo quema 7 veces más calorías que la grasa, su metabolismo se vuelve más lento que antes de empezar la dieta. La cruel realidad es que ahora necesitarán menos calorías para mantener su peso.

Seguramente conoces a alguien con sobrepeso que dice que no come tanto. Probablemente no está mintiendo, pudo haber dañado su metabolismo con tanta dieta de yoyo.

La clave para perder peso y mantenerse son dos sencillas cosas. Primero, reduce tu apetito, no matándote de hambre, si no arreglando tus hormonas y química cerebral que causan toda el hambre y el comer en exceso. Lo segundo es acelerar tu metabolismo para quemar más calorías durante todo el día. Desafortunadamente, la mayoría de las dietas hace justo lo opuesto, aumentar el hambre y hacer más lento el metabolismo.

Aquí están las cinco razones principales por la que la mayoría de las dietas fallan y como triunfar:

1. Usas tu fuerza de voluntad en lugar de la ciencia para controlar tu apetito.

Existe una ciencia del hambre. Desafortunadamente la mayoría de las dietas (comer menos) incrementan tu hambre. Tu aguante tiene un límite, sólo te puedes matar de hambre hasta cierto punto. Existen ciertos poderosos mecanismos antiguos que compensan y nos protegen de la inanición (aunque sea auto-infligida). Nuestra hambre aumenta dramáticamente, nuestros antojos se van por los cielos y nuestro metabolismo se hace mucho más lento para conservar la energía. Comer ciertos alimentos (bajos en grasa, altos en carbohidratos o comida dulce) aumenta nuestra hambre y reduce nuestro metabolismo.

Principio de Éxito: el Apetito

  • Come lo suficiente para satisfacer tu apetito (pero únicamente auténtica comida, fresca y entera)
  • Come proteína en el desayuno y evita comer 3 horas antes de irte a dormir
  • Arma tus comidas para balancear el azúcar en la sangre y bajar la insulina. Combina proteína, grasa, y carbohidratos de bajo índice glicémico y sin almidón (verduras, frutas y pequeñas cantidades de granos y frijoles) en cada comida. La grasa, la proteína y la fibra controlan los niveles de insulina.

 

2. Te enfocas demasiado en las calorías (comer menos y hacer más ejercicio)

El mantra de calorías adentro/calorías afuera del balance de energía como la clave para la pérdida de peso, está siendo descartado por la ciencia. Las calorías no se crean de la misma forma.

Algunas calorías te engordan, otras te adelgazan. Lo que ahora sabemos es que cualquier comida que aumente los niveles de insulina (azúcar, harina e incluso un exceso de granos, fruta y frijoles) puede alterar tu metabolismo. ¿Qué hace la insulina? Lleva todo el combustible en tu sangre de la comida que te acabas de comer a las células de grasa hambrientas (grasa visceral o del abdomen).

Entonces, tu cuerpo piensa que te estás muriendo de hambre, aunque te acabes de comer un cuernito gigante o tomado una malteada. Y recuerda, hay dos cosas que pasan cuando tu cuerpo cree que te estás muriendo de hambre: aumenta tu apetito y haces más lento tu metabolismo.

¿Te ha pasado que una hora después de comer una comida pesada, te da hambre otra vez y sientes la necesidad de saquear la despensa o comer algo dulce? Es por eso.

Principio de Éxito: las Calorías

  • Enfócate en la comida de muy bajo índice glicémico como los básicos de tu dieta. Nueces, semillas, pollo, pescado, res de libre pastoreo, vegetales de hoja verde, ensaladas, etc.
  • No comas más de media taza de granos y frijoles al día
  • Consume el azúcar como un medicamento, en dosis muy bajas. Y toda el azúcar es igual
  • No uses endulcorantes artificiales, estimulan a los receptores de azúcar, al hambre y hacen más lento el metabolismo, causando obesidad y diabetes tipo 2

 

 3. Comes una dieta baja en grasa

La mayoría de la gente todavía cree que evitando la yema del huevo y llevando una dieta baja en grasa perderán peso. La vieja idea de que la grasa tiene 9 calorías por gramo y los carbohidratos 4 llevó a la idea errada de que si evitamos la grasa, perderemos peso.

Veamos lo que ha pasado con Estados Unidos en los últimos 30 años, donde “bajo en grasa” ha creado furor y se ha convertido en el método para la pérdida de peso. 70% de los estadounidenses tienen sobrepeso, y ahora, 1 de cada 2 estadounidenses tienen pre-diabetes o diabetes tipo 2.

El científico de Harvard Walter Willet analizó toda la ciencia relacionada con lo “bajo en grasa” y la pérdida de peso y se dio cuenta de que no es la grasa lo que engorda, sino el azúcar. Un estudio reciente por David Jenkins encontró que una dieta vegana baja en carbohidratos (26%) y alta en grasa (43%) era más efectiva para bajar de peso y reducir los factores de riesgo cardiovascular que una dieta vegana baja en grasa.

Otros estudios demuestran que consumiendo más grasa y menos carbohidratos puedes incrementar tu metabolismo hasta por 300 calorías al día. Esto es como obteniendo los beneficios de correr por una hora al día sin siquiera moverte del sillón.

Principio de Éxito: la Grasa

  • No le temas a la grasa. De hecho, te hace sentir satisfecho, acelera tu metabolismo y te ayuda a perder peso.
  • Consume grasas saludables en cada comida.
  • Consume grasas vegetales, como aguacate, nueces, semillas y mantequilla y aceite de coco
  • Come grasas animales limpias (huevos orgánicos con todo y yema, pollo, res de libre pastoreo) y pescado con aceites omega3 (sardinas, salmón, arenque y bacalao)

 

 4. Tienes razones ocultas y necesitas ayuda médica

Existen razones que vay más allá de tu dieta o de la cantidad de ejercicio que haces que aumentan tu peso y metabolismo. Tu cuerpo es un sistema y existen muchas cosas que afectan tu metabolismo.

Las principales causas escondidas del aumento de peso o de la resistencia a la pérdida de peso son las cosas que causan inflamación. Y la inflamación de cualquier cosa desata el aumento de peso empeorando la resistencia a la insulina.

¿Qué causa inflamación?

Alergias o sensibilidades ocultas. Los culpables más comunes son el gluten y los lácteos. Pero no cambies a opciones libres de gluten o sin lácteos. Los pasteles y galletas libres de gluten siguen siendo pasteles y galletas, siguen teniendo un alto contenido de azúcar y carbohidratos y azúcares refinados.

Problemas gastrointestinales. La microbioma – los 100 trillones de bacteria en tu sistema digestivo- juega un rol importantísimo en el metabolismo y la salud. Si tienes bichos malos (por comer azúcares refinados, carbohidratos refinados, una dieta baja en fibra o tomar antibióticos y bloqueadores de ácido) pueden desatar inflamación o alterar como tu comida se descompone y es absorbida.

  1. La ciencia ha descubierto que algunos químicos ambientales comunes (pesticidas, productos de limpieza del hogar, maquillaje, contaminación y metales pesados) pueden ser “obesógenos”, químicos que te engordan. En estudios animales, una toxina puede causar aumento de peso incluso cuando consumen las mismas calorías y hacen la misma cantidad de ejercicio.

 

Principio de Éxito: Encuentra las causas ocultas del aumento de peso

  • Prueba una dieta de eliminación. No elimines calorías, pero deshazte de los alimentos inflamatorios. Empieza con el gluten y los lácteos. 100% por tres semanas.
  • Arregla tu intestino. Evita medicamentos que lo alteren (antiácidos, antibióticos y antiinflamatorios). Mata de hambre a los bichos malos consumiendo una dieta baja en índice glicémico y en almidones. Toma probióticos
  • Desintoxica tu cuerpo y tu vida. Reduce la exposición a químicos ambientales comunes, y consume dos tazas de vegetales crucíferos (de la familia del brócoli) diarias.

 

 

 5. No tienes un plan

La salud no es algo que simplemente te pasa. Es algo que hay que planear, como unas vacaciones, o tu retiro! La mayoría de nosotros falla porque no “diseñamos nuestra salud”. No ponemos las condiciones para un éxito automático.

¿Cómo diseñas tu vida de tal manera que no tengas que pensar en hacer lo correcto? Creas las condiciones para hacerlo fácil: tener los ingredientes adecuados en tu casa, los ingredientes ideales listos en la mañana para tu smoothie, crear un plan de ejercicio para la semana, etc.

También, hemos notado que hacer las cosas juntos las hace más fáciles.  Encuentra lo que te funcione mejor, pero no esperes que la salud simplemente suceda. ¡Planéala!

 

Principio de Éxito: Crea un plan

  • Comprométete a diseñar tu salud. Hazlo cada semana los domingos!
  • Únete a una comunidad, o consigue un amigo o colega con los mismos objetivos

La ciencia de la salud y la pérdida de peso no es un misterio, pero las viejas ideas no mueren fácilmente. Si buscas estas 5 razones por las que las dietas fallan y te enfocas en los principios de éxito, entonces formarás hábitos y prácticas que te funcionarán.