Dios no creó el mal. El mal es el resultado de la ausencia de Dios en el corazón de los seres humanos

Dios no creó el mal. El mal es el resultado de la ausencia de Dios en el corazón de los seres humanos

Dios no creó el mal. El mal es el resultado de la ausencia de Dios en el corazón de los seres humanos